Se bienvenid@ Invitado a ~ +ACADEMIA LEGACY+ Foro de rol literario ~. Fue creado el Jue Mar 13, 2014 8:55 pm, es decir que tenemos exactamente 1350 días de vida. Hasta ahora sus 301 usuarios han escrito 19957 temas en los 113 foros que existen. Tú, Invitado, haz escrito 7 posts desde que te registraste el .

El último de nuestros usuarios registrado fue Sandoval
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Notificaciones












Online
¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados

Emilia, Lacus Welt, Mutsunokami Yoshiyuki

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 59 el Lun Ago 29, 2016 2:57 pm.












FINAL FANTASY: Zero
Boku no Hero ROL
Academia Legacy Academia Legacy Academia Legacy Academia Legacy


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.0
Academia Seeds of Legacy por Beatrice y Gilgamesh se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://academialegacy.activoforo.com/.

El crédito por el diseño del foro se da a Jack, quien ha trabajado en la estructura visual de éste y en otros aspectos metafuncionales. Los planificadores de la trama del foro son los administradores Beatrice y Gilgamesh. El crédito por el sistema interno del foro se da a los miembros fundadores: Jannei MC.Clov., Jyu Viole Grace, Mavis Blanc y Suigintou, en conjunto con los otros administradores. Asimismo, a Darren Criss por el modelo de fichas, a las obras de varios autores -cuyo uso está exento de ánimos de lucro- y a los administradores que operan desde la página oficial de Facebook, la cual es propiedad del foro. Ante cualquier semejanza con el diseño y trama de este foro, los administradores llevarán a cabo el proceso pertinente estipulado por la normativa de Creative Commons para iniciar acciones relacionadas a propiedad intelectual.

Academia Seeds of Legacy. 2014-2017.

Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Evans el Vie Abr 01, 2016 9:26 pm

Las ganas de fumar me estaban matando, ya habían pasado horas desde mi último cigarrillo y el cuerpo comenzaba a echar en falta la nicotina. En mi bolsillo aún conservaba una cajetilla nueva, sin abrir, que había comprado de camino a la academia, solo necesitaba de un lugar donde poder fumar tranquilo sin que ningún directivo comenzara a molestar con el típico "Apaga el cigarrillo". Si no me hacía daño, ¿Qué carajos les tenía que molestar que fumara? Lo medio comprendía con los demás, cuyos pulmones terminarían más negros y dañados que afroamericano enviado a la guerra, pero mi caso era diferente. Por alguna extraña razón mi cuerpo no se veía dañado por el humo del cigarrillo, solo absorbía la nicotina y todo lo malo lo expulsaba de vuelta, razón por la que mayoría de las veces el humo que exhalaba fuera mucho más denso de lo normal. En mi ficha médica, solicitada por Legacy a la hora de inscribirme, esto se dejaba bastante claro, pero como todo mundo sabía, esas cosas nadie las leía, solo las pedían para quedar bien y cumplir con un protocolo, luego se perdían entre los miles y miles de archivos de los que la academia disponía.

- Venga, solo unos minutos más... -me decía a mí mismo mientras, ignorando por completo la clase que se estaba impartiendo justo frente a mí, contaba los segundos para que el receso tocara y pudiera salir fuera, esconderme en algún recoveco y encender un cigarrillo. Aquel profesor ya se había resignado conmigo, intentando hacerme quedar mal en más de un ocasión al preguntarme algo respecto al tema que estaba explicando, creyéndose que no sería capaz de responderle correctamente. La cara que ponía cuando respondía bien a sus preguntas era todo un poema, incluso podría jurar que en clase había un tipo que grababa estas escenas y las subía a internet, pero como no me llevaba del todo bien con los demás estudiantes pues no había forma de que lo confirmara, puesto que no era de navegar mucho en la red. La hora llego y todo mundo cerro sus libros y libretas de apunte, pero para cuando el profesor quiso despedirse de nosotros ya me encontraba atravesando el umbral de la puerta, despidiéndome de todos con un simple ademan de manos que de seguro le crisparía la paciencia al profesor. Bueno, más de lo que ya de por si  crispaba mi sola presencia en su clase.

Una vez fuera no tarde en aventurarme por los distintos pasillos de edificio, buscando la salida más cercana al patio trasero de la academia. Estaba seguro de que había otra salida, una más directa de la que solía tomar, pero en mi búsqueda de la misma termine en cualquier lugar menos donde esperaba. Los pasillos que recorría no los había visto nunca antes, algo normal, puesto que no era de explorar mucho la academia más allá de los pasillos que llevaban a los salones de clases a las que asistía, y poco más en verdad.


- No puedo creer que me haya perdido... -susurré mientras continuaba avanzando por uno de tantos pasillos, sin reconocer mucho de lo que veía y a la espera de encontrar la esquina correcta donde doblar para terminar en una salida. Entre tanta ida y venida terminé dando con un salón cuya puerta había quedado entre abierta, las ganas de fumar me estaban matando así que me arriesgue a asomar la cabeza dentro y, al notar que no había nadie, ingrese y cerré la puerta tras de mí. acercándome a la primera ventana que vi para abrirla, saca un cigarrillo de la cajetilla nueva y encenderlo, dándola una larga y casi desesperada calada.- Aleluya... -solté lentamente el humo, volteando para analizar mejor el salón donde había entrado. Por las cosas que había (Equipo de música, espejos en las paredes, etc.) deduje que se trataba de una sala dedicada a algún tipo de actividad artística, ¿Baile, quizás?.- Hace cuanto no bailo... -susurré mientras me acercaba a los equipos de audio, rosando con la palma de la diestra los parlantes mientras con la mano otra acercaba nuevamente el cigarrillo a mis labios. Me estaba olvidando de que el tiempo de receso no era mucho en verdad, y si algún profesor me encontraba allí dentro podía terminar bastante mal, pero bueno, el humo de un cigarrillo siempre me había ayudado a relajarme y olvidar la cosas.


Hablo | Pienso | Narro | Narro 1ra persona

Evans

Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Liam Cea el Vie Abr 01, 2016 9:56 pm

Era lógico que, tras varias semanas de clase, el androide no disponía de tanto tiempo libre como antes. Que no se diese a malentender, pues no era algo que le disgustase... Simplemente implicaba que era más común verle trotar de un lado a otro de los pasillos.
Ello, inevitablemente, provocaba que algún ingenuo profesor despistadete tratase de entablar una conversación con él -Y a menudo decirle que no debía correr por los pasillos y que debía marcar un ejemplo-. La verdad, a Liam le había empezado a molestar más por el hecho de que ya le reconocían como profesor, que no por las regañinas en sí.

- You and me, baby, ain't nothing but mammals, so let's... -Canturreaba en aquel momento cercano al fin del receso, dejando que sus zapatillas resvalasen por el pasillo recién encerado, mientras volvía a su clase. No le tocaba ningún grupo ahora, pero ya que tenía todo el derecho a tener un lugar propio que no estuviese lleno de cosas repartidas por el suelo junto a cagarrutas de gallina y destrozos fruto de los bocados de Nana... Además, podría satisfacer su curiosidad en calma, mientras analizase el contenido de la bolsa que había encontrado en las escaleras-. ...do it like they do on the Discovery Channel~

Nueva sorpresa, no tan sorpresa. Cualquiera engañaría a los ojos de un humano corriente, pero se debía tener mucho valor para intentar burlar la vista de un androide ante la inminente señal de humo escapando sinuosamente de la abertura de la puerta entreabierta.
Una vez más, no le molestó. O al menos no lo hizo cuando se cercioró de que nada se estaba quemando, y sólo había un atractivo mozalbete fumando en el salón.

- Hola, mi rey. ¿Puedo hacer algo por tí? -Preguntó el informal profesor, cerrando la puerta tras él y dirigiéndose a una mesa apartada, dejando la bolsa que llevaba cargando y musitando para sí mismo-: Apuesto a que es droga. ¿Te imaginas que ahora la he liado al tomarla y alguien muere por mi culpa? Bua, qué brutal...

Dejó escapar una grave carcajada ante su pensamiento y se giró hacia el desconocido, mirándole con curiosidad desde sus grandes ojos color canela. No había mostrado ni una pequeña señal de incomodidad o sorpresa antes, y no era diferente ahora... Sin embargo seguía con la misma expresión hambrienta de conocimiento que tendía a tener cada vez que miraba a alguien.

- Oye, yo a tí te conozco...


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Evans el Sáb Abr 02, 2016 4:04 am

Revisando los equipos de música, parlantes y demás cosas que había en el salón, poco a poco me fui perdiendo en viejos recuerdos, recuerdos de un pasado distante, por aquellos días en que vivía en la calle y tenía que buscar la forma de sobrevivir, ganar algo de dinero para lo básico y rogar por no toparme con ninguna de las bandas que me tenían marcado por haberles robado alguna vez. Apenas siete años llevaba respirando y ya vivía en el peor de los escenarios que la sociedad podía presentarte, sumido en la indigencia y sin saber si el día de mañana tendría para comer. Entonces fue cuando descubrí el arte del baile, y como a las personas les parecía adorable ver a un niño bailar frente a sus autos cada que se frenaban frente a un semáforo, tanto, que incluso estaban dispuestas a pagar luego del pequeño espectáculo de menos de un minutos. Aprendí mirando; me paraba frente a las escuelas de danza clásica y observaba, me pegaba a la ventana y analizaba cada uno de los movimientos que los bailarines realizaban, incluso los practicaba en la vereda. Las horas que pasaba allí me hicieron ganar un pequeño espacio en el diario, "Niño de siete años que busca ser un gran bailarín", ese fue el título. Frente a las cámaras la escuela se mostró dispuesta a darme una beca para seguir bailando, pero una vez estas se apagaron y el morbo aplaco, todo esto desapareció y no me dejaron volver a acercarme a las ventanas de sus salones, pero me dio igual, después de todo ya había aprendido todo lo que necesitaba para ganarme unas monedas bailando frente a los semáforos en rojo...

- Y sí que me sirvió... -susurré, rosando con la yema de los dedos de mi mano derecha los controles de uno de los parlantes mientras una imperceptible sonrisa se apoderaba de mis labios. Una vez había logrado salir adelante con el baile, tuve a varios "Maestros" que me fueron enseñando distintos tipos de danzas. Desde clásico hasta electro, aprendí a moverme al son de muchos géneros musicales, incluso me vi inscrito en una escuela de ballet en su momento, pero todo se fue al carajo cuando aquellos a quienes les había robado lograron encontrarme. Luego de su ataque, no había escuela de baile que no me tuviera vetado de por vida, por el miedo a ser atacados como lo fue aquel lugar donde iba cada día a aprender.

Tan sumido estaba en mis pensamientos, que no noté el momento en que un profesor ingreso en la sala. Es más, no reparé en su presencia hasta que este no me dirigió la palabra, momento en el cual me volteé, posando rápidamente mi mirada sobre él para cerciorarme de  si era o no alguno de aquellos que me tenían entre ceja y ceja dentro de la academia. Para mi suerte, no era ninguno de ellos
.- No mucho, solo buscaba un lugar donde fumar tranquilo... -respondí a su pregunta, aclarando cuales eran mis razones para estar allí y mostrándole el cigarrillo sostenido por los dedos índice y medio de mi mano izquierda, aunque seguramente ya lo había visto. En su mirada podía notar la curiosidad, era evidente que no le importaba ocultarla. Enarque notoriamente una ceja al escucharle decir que me conocía, pero preferí no decir nada y esperar que él solo aclarara a lo que se refería, solo había algo que quería dejar claro primero- Si le molesta puedo irme, solo no me mande al muere con los directivos -mi situación ya de por si era bastante delicada como para sumarle otra falta a las reglas de la academia, y no podía permitir que me expulsaran.


Hablo | Pienso | Narro | Narro 1ra persona

Evans

Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Liam Cea el Dom Abr 03, 2016 11:55 pm

- ¡Uuuh! Qué educado... -Se rió el profesor en respuesta, mientras seguía rebuscando en la bolsa. Siguió así un rato, de espaldas a Evans, hasta que aulló-: ¡Ooohhhh!

Giró sobre sus talones casi al momento, mirando con sus ojos canela muy abiertos al otro muchacho, y alzando la bolsa al aire, exclamó:

- ¡Venga, campeón! Marca tu apuesta, ¿es esto droga o no?

El androide no parecía tener prisa para echar al muchacho, y acercándose dramáticamente en casi un paso de ballet le apretó suavemente la bolsa en la frente, esquivando el cigarrillo. Liam era considerablemente más bajito que Evans, pero eso no le detuvo de, una vez más, faltar el respeto al espacio personal de los demás.

- ¡Si aciertas, puedes pedir un deseo! No soy un genio, así que di algo posible, hijo de mi vida.

De nuevo, al cabo de pocos segundos -pues el fumador todavía podría intentar atacarle por semejanta ridiculez-, se llevó con la inercia de su cuerpo la bolsa con él, girando sobre sí mismo hacia atrás y bailoteando absurdamente por la sala.

- ¡En menudo pollo se van a meter! Pero es que no es normal dejar esto por ahí... ¡Oh! ¿¡Y si se les hubiera caído!? ¡¡Ese camello debe tener una navaja tó reshulona con la que hacerle bonitos agujeros en el torso...!! ¿¿Y si es una chica?? ¡Oh! ¿¿Y si es una camella?? ¡¡¿Y si son ambas pivas?!!


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Evans el Lun Abr 04, 2016 2:29 am

En los pocos segundos que llevaba conversando con aquel curioso profesor de cabello violeta, y luego de haber intercambiado tan solo unas pocas líneas de dialogo con él, me fue fácil percatarme de que no era como los muchos otros profesores con los que había estado tratando desde mi llegada a la academia. Si alguno de esos viejos amargados me llegaba a encontrar fumando en su salón, no solo me sacaba a patadas, sino que se iría directo con los directivos de Legacy para que se comenzara a tramitar mi expulsión del establecimiento. El hecho de que se mostrara más relajado que ellos me aliviaba en cierta forma, quitaba peso de encima de mis hombros y me dejaba vía libre para mostrarme un poco menos... ¿Cómo dirían mis profesores favoritos? ¿Niñato inmaduro que solo busca atención? Algo así. Un día me encargaría de esos ancianos de forma más directa, pero por el momento lo único que podía hacer era convertir sus vidas en un martirio mientras me tuvieran en su clase.

Una de mis cejas, la derecha para ser exacto, se mantuvo levantada notoriamente mientras observaba al profesor prácticamente danzar desde la mesa a la cual se había acercado ni bien entrar, hasta mi posición, apoyando aquella bolsa que llevaba consigo sobre mi frente. Chasquee la lengua con cierta molestia, preguntándome internamente qué era lo que buscaba con aquello, pero no pude evitar reír por lo bajo ante su posterior pregunta, una un tanto... curiosa
.- No lo creo, pero... -me frené un segundo, dándole una nueva calada al cigarrillo, dejando que mis pulmones se llenaran de humo.- Si llega a ser droga, te ganaras mi voto a mejor profesor y un paseo en moto -respondí mientras exhalaba lentamente, con una sonrisa zorruna adornando mis labios. El sujeto me caía bien, y eso era decir bastante siendo un profesor.

Me distraje por unos segundos, observando al sujeto bailotear de un lado a otro mientras soltaba palabras que, al menos bajo mi interpretación, no tenían sentido alguno. Sin embargo, esto no impedía que una leve sonrisa se mantuviera adornando mi rostro, pues me hacía gracia, y bastante.
- ¿Profesor de baile o algo así? -le preguntaría de forma directa, sin dejar de observar sus movimientos a través del salón, reposando la espalda sobre uno de los parlantes más grandes que había allí instalados.- ¿Te molestaría decirme qué eres exactamente? -lo que para muchos era preguntar el nombre, para mí no tenía sentido, prefería  preguntar directamente por la raza de los demás y a partir de allí inventarme algún apodo, era más simple y lo recordaba mejor que un simple nombre. Quizás también era una pregunta algo malsonante y fuera de lugar, pero ya se me había vuelto una costumbre.


Hablo | Pienso | Narro | Narro 1ra persona

Evans

Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Liam Cea el Mar Abr 05, 2016 1:01 am

Liam siguió moviéndose al ritmo de alguna canción silenciosa mientras Evans seguía hablando, y en un corto taconeo se quedó quieto, con las piernas juntas y los pies de puntillas en lo que casi literalmente metía la cara en la bolsa, como si intentase ver su contenido mejor sin tener que sacarlo.
Una vez más, se produjo un cambio por voluntad propia cuando bajó la bolsa a la altura de su pecho y miró con sus ojos canela bien abiertos, extrañamente atento. Por último volvió a reír, y puso la expresión más horrible y cómica que supo poner.

- Ayy... ¿Ya tan pronto y ligando conmigo? -Esa careta le duró exactamente lo mismo que tardó en empezar a reírse solo, lanzando sin respeto alguno la bolsa llena de material carísimo de vuelta a la mesa, y chasqueó los dedos antes de responder a la pregunta del muchacho-. Más o menos, pero sólo te quitaré quince décimas por ello. Soy profesor de artes escénicas. Así, en general y fingiendo que a todo el mundo le interesan todas sus asignaturas como para referirse con este nombre tan pijo.

Echó a caminar sensual y rítmicamente de nuevo, en una dirección al azar y demostrando claramente su incapacidad de estarse un minuto quieto. Mientras, siguió hablando:

- ¿Por qué me preguntas eso, por cierto? No lo de mi vocación de martirizar alumnos mediante el horrífico y despiadado arte de hacerles ejercitar sus culos gordos, sino lo de mi condición -Lo miró mientras seguía caminando, y extendió los brazos antes de dar un perfecto giro sobre uno de sus tobillos y volver a caminar en dirección contraria-. ¿No te crees mi dulce humanidad? ¿O temes que sea un vampiro y te muerda y empieces a hablar "azzí"?

Una vez más, cansando a cualquiera que lo viera moverse tanto, se detuvo. Por poco rato, pues decidió quedarse en pie moviendo de un lado a otro sus caderas, casi haciendo un monólogo cada vez que abría la boca.

- "¡Vuenazs nochezs, mizs vampirritozs, en pie! ¡Jaa, jaa, no zoizs pequeñozs murrsielaguitozs, vveeeenga!"


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Evans el Mar Abr 05, 2016 4:17 am

- Puede ser -respondí a su repentina pregunta, sin dudarlo siquiera, siguiendo el juego de aquel curioso profesor de cabellera exótica. Sonreí de medio lado mientras lo hacía, observando cada uno de sus movimientos y haciendo un esfuerzo sobre humano por no reír ante su más que curiosa actitud y acciones tan... ¿Bizarras? Quizás artísticas, pero para nada normales.- Artes escénicas eh... -me sorprendió un poco escuchar que existía esa cátedra en la academia, no había oído hablar nunca acerca de esas clases y evidentemente no estaban en mis horarios de la semana. A decir verdad no me había informado mucho al momento de anotarme, ni de todas las asignaturas que se impartían en Legacy ni de nada, solo llegue un día, fui recibido por una Yokai de aspecto enfermo y que tosía constantemente, ella me llevo donde los directivos y allí me dieron mis horarios, poco más que eso. Además bueno, no era como si pasara mucho tiempo socializando con otros estudiantes, los profesores me odiaban (en su mayoría) y no tenía trato con nadie que ostentara una posición de mayor autoridad. En resumidas cuentas aún no me había integrado para nada, y dudaba poder hacerlo en un tiempo, ya que bueno, no había muchas personas, fueran de la raza que fueran, que entendieran y soportaran mi forma de ser y temperamento, al igual que mi distorsionada forma de ver las cosas y humor bastante oscuro.

Una vez más me vi obligado a callar, no por no saber qué responder, sino por miedo a que, al abrir la boca, una carcajada se me escapara sin poder evitarlo. Ese sujeto podía estar loco -en verdad, comenzaba a sospechar que lo estaba- pero eso no quitaba el hecho de que verlo hacer sus tonterías era más divertido que cualquier show de stand up por el cual pagar. Me tomé unos segundos en recuperar la compostura, dándole una última calada al cigarrillo antes de utilizar el índice de mi mano derecha como catapulta y lanzar la colilla por la ventana abierta, sin preocuparme porque le cayera en la cabeza a alguno que pasara justo por debajo. Solté el humo de forma lenta, sin despegar la mirada del profesor de ojos canelas mientras este daba su pequeño monologo dicho muy... ¿"zzofizzticadamente"?
.- No es por nada en especial, solo que bueno... -tome una pausa, mirando alrededor.- Digamos que en esta academia no hay muchas personas "Normales", dentro del marco de normalidad de un humano común y corriente -respondí a su duda, riendo por lo bajo al recordar cierta situación en la que me veía envuelto.- Y ya me han mordido vampiros, pero por suerte no he tenido que hablar así... al menos por el momento.

Por mera curiosidad me acerque a la ventana por la que había lanzado la colilla del cigarrillo, asomando la cabeza para ver cómo, a una distancia bastante importante ya, un joven parecía correr mientras movía sus manos de un lado a otro, al parecer queriendo sacar algo de dentro de su camisa. Menuda puntería la mía.- ¿Al final eso es droga o no? -pregunté al recordar aquella bolsa misteriosa, y la apuesta que rondaba en adivinar lo que contenía dentro.- Porque si gané, quiero pedir mi deseo antes de que me toque volver a clases -comenté, sentándome sobre el borde de la ventana, dándole la espalda al exterior, para apoyar los codos sobre las rodillas y mirar fijamente al profesor de artes escénicas.- Verá, yo hace tiempo solía vivir del baile... -curioso forma de decir que bailaba bajo los semáforos en rojo para ganar algunas monedas y poder comprar para comer.- Pero hoy día estoy bastante oxidado, así que no me vendrían mal unas clases para recordar más o menos de qué iba la cosa. ¿Estaría dispuesto a ayudarme? -a decir verdad solo buscaba una excusa para pasar un rato más allí, mis ganas de volver a clase eran menores a cero.


Hablo | Pienso | Narro | Narro 1ra persona

Evans

Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Liam Cea el Jue Abr 07, 2016 2:18 am

- Me haces dudar, ¿eh? -Hizo saltar las cejas, quedándose quieto por fin, apoyando su peso en una de las piernas para dejar la cadera ladeada-. Porque, si te digo que sí, me llevo por la cara que me subas a tu moto y pueda decirte "aaayyy no, no te estoy magreando, sólo me sujeto para no caer". Peeeero por el otro lado, debo cumplir un deseo tuyo el cual me has jodido ya, porque lo que pensaba que me ibas a pedir ya lo has hecho al decirme de ser mi alumno.

A pesar de, teóricamente, estar anunciando un dilema en voz alta, el rostro del androide seguía muuuuy tranquilo, razón que finalmente anunció también al no saber mantener el pico cerrado por más de diez segundos seguidos.

- Aunque en realidad me da igual. ¡Damas y caballeros! -Volvió a la mesa, imitando el redoble de tambores más barato que supo emular, antes de exclamar un "Crash!" y sacar sin cuidado ni respeto alguno el contenido de la bolsa-. ¡Una pipa para fumar crack, junto a sus respectivas piedras de "droja durah, premoh"! ¡Pero eso no es todo, querido público! ¡También tenemosssssssssss... COCAÍNAA!

Velozmente volvió a meter todo el material ilegal dentro de la modesta bolsa de plástico, cerrándola con un nudo y rápidamente lanzándosela a Evans, con la esperanza de que la tomase mientras, por su lado, Liam aplaudía por no más razones que seguir a su rollo de presentador de la teletienda. Finalmente volvió a cansarse, y se metió las manos en los bolsillos de su sudadera. Podría haberlas introducido en algún par de su pantalón, pero éste tenía demasiados bolsillos y ninguno tenía espacio para meterle nada más.

- De todos modos no te voy a responder la pregunta... A no ser que sugieras la respuesta primero -Entrecerró sugestivamente sus ojos canela, y sonrió de lado-. Si adivinas qué soy, accederé a ser tu maestro de baile. Y sino... Sino... Euhhh... Sino supongo que también lo haré porque me encanta la idea, pero... ¡Aaaaay, no le quites la gracia a todo, hombre!

En medio de su pasional monólogo le surgió una duda, quedándose pensativo en lo que se llevaba un dedo a los labios, acercándose un par de pasos al contrario. Volvió a ladear la cadera, y frunció levemente el ceño a la par que entrecerraba los ojos.

- ¿Cuál es tu nombre?


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Evans el Jue Abr 07, 2016 7:01 am

Luego de comprobar que, efectivamente, había quemado a alguien con la colilla de cigarrillo previamente aventada por la ventana, me pareció buena idea tomar asiento sobre el borde de esta misma. Estar parado a veces se volvía tedioso, en especial cuando no eras tan terriblemente inquieto como aquel profesor, sino más tranquilo, como yo... bueno, ni TAN tranquilo, pero si bastante menos en comparación con el personaje que acababa de conocer. Dándole la espalda al exterior, cualquiera que pasara por allí y mirara para arriba vería mi trasero y espalda asomando por el borde del marco que sostenía los transparentes cristales, algo raro e incómodo a decir verdad, pero como me importaba dos kilos de mierda lo que quienes pasaran por allí pudieran llegar a pensar pues pasé del tema, y bastante además. Fije mis dorados orbes sobre el profesor de cabello extravagante, sonriendo con disimulo y conteniendo la risa al escucharlo hablar como si no diferenciara entre la voz interna de la externa. El tipo era más tan transparente como el agua, o al menos, así se mostraba ante mí, un completo desconocido con quien apenas llevaba unos minutos de conversación. Vamos, que no estaba seguro de si en verdad era así o solo estaba jugando conmigo, algo posible, después de todo uno nunca sabía y muchas veces era conveniente hacerle pensar a los demás que eras de una forma cuando en realidad eras de otra, todo para sacar provechos de ciertas situaciones o personas.

Atrapé la bolsa que me lanzó con la mano derecha, sujetándola frente a mis ojos para luego abrirla y comprobar que todo lo que había dicho que contenía realmente estuviera allí. Una pipa, algo de crack y unos pocos gramos de cocaína, estaba todo allí, no faltaba nada.
- Vaya, se llevará mi voto -sonreí y cerré la bolsa, dejándole en el suelo, apoyada contra la pared que daba con el ventanal sobre el cual me encontraba sentado. Me le quede observando, escuchando como continuaba con su monologo mientras, por primera vez desde su entrada en el salón, se quedaba más o menos quieto, o al menos dejaba de ir de un lado a otro como si tuviera hormigas mordisqueándole las nalgas.- ¿Tengo que adivinar? -pregunté, queriendo cerciorarme de que lo que había entendido bien. Apoye el codo de mi brazo derecho y dejé reposar la barbilla sobre mi mano, entrecerrando los ojos en una pose pensativa, aunque en verdad no había mucho que pensar, no tenía ni la más remota idea de qué era a pesar de, a simple vista, no parecer más que un humano.- Decir que eres humano sería una idiotez, así que... ¿Espectro? ¿Mitad hombre, mitad cosa rara que no puede quedarse quieta más de diez segundos? -tiré algunas opciones al azar, solo por seguirle el juego ya que él mismo me había confirmado que sería mi "Maestro de baile" contestara lo que contestara, así que no había presión alguno por tener que hacerlo bien obligatoriamente.

Al notar que el profesor se acercaba me bajé del borde de la ventana, apoyando los pies en el suelo, teniendo cuidado de ni pisar por accidente la bolsa con drogas y cosas para drogarse.
- ¿Cuál es mi nombre? -repetí su pregunta, mirándolo con una ceja notoriamente levantada.- ¿No debería decirme el suyo antes de preguntar por el mío? -sonreí y lleve la diestra a tomar la cajetilla de cigarrillos que tenía guardada en el bolsillo de mi chaqueta, tomando uno y llevándomelo a la boca, para sujetarlo con los labios mientras volvía a guardar la cajetilla.- Me llamo Evans, Evans Wolf -respondí mientras sacaba el mechero de dentro del bolsillo de mi pantalón, encendiendo el cigarrillo y dándole una larga calada al mismo, tomándome unos segundos para que el humo hiciera lo suyo dentro de mis pulmones y desprendiera toda la nicotina posible.- Ahora usted -dije con cierto tono de autoridad, soltando el humo directo en la cara del profesor de ojos canela. No lo hacía por nada en particular, solo vi que estaba muy cerca y que me veía como muy... no sé, casi parecía que sospechaba algo de mí al preguntar por mi nombre, razón por la cual preferí buscar la forma de alejarlo un poco, por las dudas nomas, y quitarme la paranoia de encima.


Hablo | Pienso | Narro | Narro 1ra persona

Evans

Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Liam Cea el Jue Abr 07, 2016 9:15 pm

Por supuesto, el otro muchacho no adivinó su naturaleza, tal y como Liam había previsto, y eso le hizo ampliar su sonrisa. No es que le satisficiese ser lo suficientemente disimulado como para que no destacase la realidad de su ser, ni tampoco que se sintiera más inteligente que Evans por ello. Sencillamente, su expresión encarnaba el orgullo de un profesor ante el aprobado de su alumno en un test... Concretamente, el llamado "Test de Turing".

- ¿Conoces dicha cosa rara que no pueda estarse quieta más de diez segundos? -Preguntó una vez entrecerró el espacio entre los dos, apenas medio paso separándoles justo cuando Evans le echó el humo a la cara. Ni tan siquiera parpadeó, sólo bajando un poco la cabeza sin perderle de vista, incluso abriendo un poco más los ojos.

Había escuchado su reproche acerca de no haberse presentado primero, los labios del androide bien sellados sin perderle de vista ni tampoco mover las pupilas. Podía dar incluso miedo, sobretodo ante la sombra de una sonrisa en las comisuras de su boca, pero realmente no estuvo pensándolo mucho. A decir verdad, era completamente consciente de aquella expresión, y también de que su lado sádico le pedía hacerla.
La verdad, solía buscar descubrir tantas emociones como fuera posible en quienquiera que acabase de conocer, y sabía bien que, aún y hablando con la persona más imperturbable de mundo, podría rescatar siquiera una ceja enarcada.

- Llamándote así, sería un graaaan giro argumental que no fueras un hombre lobo -Sonrió de oreja a oreja, entrecerrando los ojos por el párpado inferior. No intentaba evadir la pregunta, pero sí se permitió el lujo de dejar recorrer unos segundos en lo que dejaba escapar una carcajada-. Soy Liam, y al contrario que vosotros, anglosajones posesivos, yo tengo dos apellidos. Puedo decírtelos si quieres, pero dudo que recibas ningún tipo de pista acerca de mi raza con ellos.

Alzó las manos a cada lado, casi en acto de rendición, y seguidamente se encogió de hombros. Todavía quedaba algo por tratar, a su modo de entender, y lo formuló tras sacarle burlonamente la lengua:

- ¿Cuál va a ser tu deseo? Ya tienes lecciones de baile y droga, ¿acaso quieres mujeres? -Casi no pudo ni terminar la frase, empezando a reír debido a su ridiculez y, tras pasar el suficiente tiempo como para que Evans pudiese pensar que, tras sus carcajadas, Liam creía que no él no iba a follarse ni a una muñeca hinchable, añadió-: Perdona... Seguramente no me quieras pedir eso, con ese cuerpazo que tienes ya te puedes ligar a quien te dé la gana. Ni tan siquiera necesitas carisma, teniendo esos abdominales para partir nueces.


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Evans el Vie Abr 08, 2016 4:33 am

El profesor parecía no querer revelar su raza así de fácil, y en cierta forma lo entendía, después de todo mi pregunta no era del todo educada, además de poco normal en una conversación como la que llevábamos, que parecía bastante tranquila y amena. No estaba buscando nada en particular, ni burlarme de él, ni sacarle información, solo me era costumbre hacer la pregunta de la raza, por el único motivo de que no solía llamar a las personas por sus nombres, sino por sus razas o cargos en caso de que tuvieran uno, como en ese caso era el de "Profesor". Si me decía exactamente qué era comenzaría a llamarlo por su raza y nada más, quizás agregándole algún toque personalizado para diferenciarlo de otros con quienes compartiría características. En caso de ser un demonio, por ejemplo, comenzaría a llamarlo "Demonio de pelo violeta". Que orinal lo mío, ¿Verdad? La imaginación brotaba de mis orejas como si fuera una cascada de agua color arcoíris.

- Hay muchos cosas raras que no se pueden quedar quietas más de diez segundos -comenté, sonriendo de medio lado mientras soltaba lentamente el humo que había invadido mis pulmones luego de la última calada.- Un humano con hormigas en el culo, es un ejemplo bastante claro -y el primero que me venía a la cabeza, pues solo lo decía para no quedarme callado, ya que parecía que si lo hacía continuaría su bombardeo de monólogos raros y gracioso, monólogos que mi voluntad no soportaría y terminarían por hacerme romper en carcajadas sin remedio alguno, algo inaudito, ya que no podía fumar mientras me reía y el cigarrillo terminaría por consumirse por sí solo.- Aunque, bueno, en verdad a cualquier cosa con hormigas en el culo le costará quedarse quieta... -aclaré, ya que era complicado que, aunque fueras un demonio, un ángel o lo que sea, soportarastener hormigas caminándote por las nalgas.

Claro, eso era lo que me habían comentado...

Liam, el profesor cuyo nombre acababa de aprender, parecía ser bastante intuitivo al haber logrado adivinar mi raza... en verdad no, mi apellido no dejaba mucho espacio a dudas respecto a cuál era mi naturaleza, así que ese punto sí que no se lo llevaba.
- Muy bien, Sherlock. La atinaste -le dije, dando a entender que había acertado al suponer que era un hombre lobo.- Licántropo, hombre lobo... ya sabes, que mi padre tuvo sexo con una loba... o un lobo tuvo sexo con mi madre... -entrecerré los ojos, pensativo.- Ahora estoy en un dilema... -era la mayor estupidez que había dicho en mucho tiempo, pero desde la increíble imitación de alguien mordido por un vampiro que Liam me había hecho en verdad comenzaba a dudar de que algo de lo que yo dijera llegaría nivel de la situación, la vara había quedado muy alta como para como para superarla así de fácil.

- ¿Está coqueteando conmigo, profesor? -le pregunté de forma directa luego de escuchar aquellos últimos comentarios respecto a mi apariencia, sonriendo de medio lado antes de llevarme el cigarrillo a los labios y llenar mis pulmones de humo una vez más.- Si quiere sexo al menos invíteme a comer primero -solté el humo al tiempo en que le sacaba la lengua, jugando un poco con el asunto antes de pensar más directamente en el tema del deseo, ya que al parecer el primero que había pedido era más un regalo de su parte.- Bueno ya, hablando en serio, me estoy quedando sin cigarrillos -le confesé.- Así que no me vendría nada mal que me consiguiera una cajetilla nueva, claro, si no le molesta salir mientras yo estoy en clase y comprar una -posiblemente era el deseo más inútil que se me había podido ocurrir, aunque también estaba el otro que tenía listo: que me consiguiera un cenicero. Era consciente de que una oportunidad como esa para conseguir información útil para Svartgard no se repetiría, pero me daba igual, si me ponía a pensar en trabajo era muy probable que terminara abrumándome, y lo estaba pasando bastante bien como para arriesgarme.


Hablo | Pienso | Narro | Narro 1ra persona

Evans

Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Liam Cea el Mar Mayo 24, 2016 8:16 pm

Enarcó una ceja entonces, visiblemente confundido antes de entrecerrar sus ojos y meter las manos en los bolsillos, en gesto molesto.

- ... En serio. ¿Una cajetilla de tabaco? Tienes suerte de que soy buena gente -Le sonrió de lado, guiñándole un ojo-. Dejaré que te lo pienses bien, y quizás entonces deje de perseguirte los genitales.

Rió fuertemente, casi no pudiendo terminar la frase de lo ridículo que sonaba. Claro que Liam era un gran seductor -Pudiendo sonar pretencioso, pero sólo bastante una ojeada a su historial para ver que era cierto-, pero honestamente había perdido mucho su interés desde que conoció a Itzuma... Era de suponer que probablemente el androide resultase ser un chico fiel. Qué pena.
Sin embargo, simplemente pensar en el demonio le había dibujado una sonrisita enamorada en el rostro, la cual se apresuró en borrar al darse cuenta.

- Estoy condenado... -Susurró, y seguidamente cerró los ojos y echó la cabeza hacia atrás, suspirando pesadamente-. ¡Contéstame algo, perrete! ¿Qué te llevó a fumar?

No tenía porqué preguntar aquello, ni tampoco es que realmente sintiese especial curiosidad por eso, pero empezaba a notarse un adicto del austríaco y poco le faltaría para salir corriendo a buscarle si seguía pensando en él. A decir verdad, eso le molestaba un poco, y en ningún momento había negado haberse enamorado de Johan.


!!!:
Perdóname por tan corto post, acabo de volver al foro tras unos... ¿Tres meses? de ausencia <:3 Así que estoy algo polvorienta.


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego en la piel, música en la sangre [Priv. Liam]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.