Se bienvenid@ Invitado a ~ +ACADEMIA LEGACY+ Foro de rol literario ~. Fue creado el Jue Mar 13, 2014 4:55 pm, es decir que tenemos exactamente 1709 días de vida. Hasta ahora sus 315 usuarios han escrito 8757 temas en los 120 foros que existen. Tú, Invitado, haz escrito 2 posts desde que te registraste el .

El último de nuestros usuarios registrado fue Asuna
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Notificaciones












Online
¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados

Asuna, Shirou Emiya

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 223 el Lun Ene 01, 2018 4:08 am.












Internado Borealis
Academia Legacy Academia Legacy Academia Legacy


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.0
Academia Seeds of Legacy por Beatrice y Gilgamesh se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://academialegacy.activoforo.com/.

El crédito por el diseño del foro se da a Jack, quien ha trabajado en la estructura visual de éste y en otros aspectos metafuncionales. Los planificadores de la trama del foro son los administradores Beatrice y Gilgamesh. El crédito por el sistema interno del foro se da a los miembros fundadores: Jannei MC.Clov., Jyu Viole Grace, Mavis Blanc y Suigintou, en conjunto con los otros administradores. Asimismo, a Darren Criss por el modelo de fichas, a las obras de varios autores -cuyo uso está exento de ánimos de lucro- y a los administradores que operan desde la página oficial de Facebook, la cual es propiedad del foro. Ante cualquier semejanza con el diseño y trama de este foro, los administradores llevarán a cabo el proceso pertinente estipulado por la normativa de Creative Commons para iniciar acciones relacionadas a propiedad intelectual.

Academia Seeds of Legacy. 2014-2017.

La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Ir abajo

La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Jellal Fernandes el Mar Jun 20, 2017 8:55 pm

La lluvia caía incesante sobre las vidrieras del invernadero, provocando un sonido casi ensordecedor, y aun así agradable. Era como si miles de deditos se estamparan contra los cristales. Mas la atención de Jellal no estaba en lo que escuchaba, sino en lo que veía, pues las flores que había dentro eran de lo más curiosas y coloridas.

Ya estaba anocheciendo, y el peliazul debía estudiar para un examen de magia que iba para mañana. Tenía la imperante necesidad de despejarse un poco, de airear su mente de un tifón de preocupaciones y angustias. Sentía que el contacto con la naturaleza lo pondría en otras vibras, y efectivamente lo hacía. Cuando estaba en Earthland, solía caminar por entre grandes y bellos paisajes; y pese a que cazaba a criminales con su gremio independiente, siempre hallaba la ocasión para poder admirar las praderas o las montañas.

¿De qué raza es esta planta? Huele a arroz con leche... — se dijo a sí mismo tocando uno de sus pétalos y acercando su nariz. De pronto, sintió que algo le molestó, y dio un tremendo estornudo que lo descolocó de su actitud taciturna. — Me dio alergia, — negó con la cabeza algo fastidiado y dispuesto a devolverse. Sin embargo... una melena rubia, y muy familiar hizo frenar aparatosamente su andar. ¿Quién era? Caminó con cautela hasta llegar allí y ver su rostro, y esa melena rubicunda que tan característica era de ella. Sí, era Alice. El corazón le dio una punzada. No quería recordarla. Quería borrarla de su mente, de todo. Olvidar ese nombre.

Estacó la mirada hacia abajo y la arrastró lentamente hacia la puerta, evitando los orbes de la contraria. Se mordió un poco los dientes, y con algo de timidez enarboló una pregunta — ¿Qué haces acá? — se dio media vuelta y comenzó a ver otras flores, en una sobreactuación magnífica. Tampoco podía decirle mucho, pues si era alumna de Legacy o algo por el estilo, no tenía más alternativa que verla en la cafetería o por las escaleras todos los días. Ciertamente, el corazón de Jellal estaba una encrucijada única. Solo el suspiro comunicó el sentimiento de nostalgia y dolor.



"Vayamos juntos por siempre hacia la ventisca negra"

#1A98FF



Ficha de Jellal // Ficha de relaciones // Envíame un privado


avatar
Jellal Fernandes

Fecha de inscripción : 15/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Invitado el Mar Jun 20, 2017 11:45 pm

No hay nada que describa la semana de la rubia que no sea con la palabra PESIMO, había discutido con su padre toda la semana con la presión de la escuela, había sufrido un accidente en clases lo cual le llevo a la enfermería, su alimentación se estaba descuidando y para ponerle una cereza al pastel sus calificaciones bajaban de excelentes a promedios. ¿Qué estaba pasando?, quizás era mucha presión en la semana… siempre que salía de una discusión con su padre, todo le salía mal, pues eran como uña y mugre, para todo se necesitaban y para todo estaban juntos en proyectos.
Después de otro mal día en clases, fue un momento a las escaleras a escribir un rato en su “carpeta secreta” algo asi como su diario, pero con poemas y trazos con rayones y colores, que no todos lograban encontrar. El club de música estaba cerrado –para su buena suerte- y su animo estaba un poco mas pesado que de costumbre.
Poco a poco se sentía mas sola desde que había terminado su relación,  pero no le gustaba admitirlo, ella lo ignoraba y prefería escudarse a que solamente eran momentos difíciles y habían mejores cosas en que preocuparse, y que habían millones de personas mas con las que con uno de ese millón uniera un lazo amoroso.
Decidió mejor ir a quitarse sus penas en el invernadero un rato, para recostarse y quizás dormir un poco, y escribir un poco mas en su dichosa libreta, ya que en las escaleras el ruido agasaja a todas horas y en todo momento. Al aproximarse al invernadero, abrió la puerta y escucho un estornudo peculiar. –Salud- contesto por educación, y  al voltear a ver, había sido el… fue una situación incomoda pues nunca le había pasado. Hace mucho que no se topaban, ni siquiera de vista.
Ante su pregunta solo se le torno un leve rose en sus mejillas. ]–Disculpa si mi presencia te incomoda- se dio la media vuelta para retirarse ante esa situación tan vergonzosa, incomoda e incluso triste.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Jellal Fernandes el Vie Jun 23, 2017 7:43 pm

No, no... para nada, es solo que me... sorprende, — señaló intentando permanecer estoico, girando y viéndola de frente. No tenía mucho que decir. Las frases se le cuajaban en la garganta, y ciertamente, le era complicado entablar comunicación con ella o siquiera estar cerca. Se rascó un poco la sien, y caminó hacia la puerta, en donde veía las gotas de lluvia caer. La tarde lentamente se hacía noche, y el melancólico clima, parecía evidenciarse cada vez más, hasta que entonces, y a la lejanía se escuchó un trueno.

Se arregló un poco la bufanda, y colocó las manos dentro de su chaqueta y así buscar algo de calor. No pudo evitar recordar las veces en que se acostaba en su pecho y era acariciado como un niño pequeño. Pues, detrás de esa faceta dura, impuesta por años y años de dolor, se encontraba un viejo oso de peluche cubierto por barro. Jellal suspiró, y lanzó una frase para no ser tan descortés con su expareja. — Tenemos que volver a las habitaciones. — Cogió el paraguas, y esperó a que ella dejara de ver algunas flores y plantas.

¿Andando? — formuló, y espero a que ella se situara a su lado. Abrió el paraguas y siguió el sendero de concreto hasta el patio trasero de la academia. Las gotas, de forma incesante, se estrellaban contra la tela formando una multitud de sonidos sordos. — ¿y cómo te ha ido con tu novio... o novia? — seguía con la mirada fija hacia las puertas. Se atrevió a preguntarle, pero en realidad quería saber cómo se sentía, qué sentía y otras dudas más que orbitaban el corazón del peliazul. — ¿Por qué estás aquí? Es algo peligroso por la guerra... — suspiró de forma adusta. Pronto, llegaron a las puertas, y sin verla de frente, el joven Fernandes le pasó el paraguas. Todavía sentía ese dolor. Las latentes heridas del pasado, parecían aflorar en ese instante de reencuentro.



"Vayamos juntos por siempre hacia la ventisca negra"

#1A98FF



Ficha de Jellal // Ficha de relaciones // Envíame un privado


avatar
Jellal Fernandes

Fecha de inscripción : 15/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Invitado el Vie Jun 23, 2017 9:41 pm

La hermosa brisa rosaba su nariz respirando todos los contaminantes ocurridos por las peleas y las guerras de ambos bandos de la escuela. Pero se ahogaba en la escuela, en su casa, en todos lados se sentía como una rata de experimento. Solo estaba estudiando, leyendo, cantando, pero nunca podía salir a tomarse un respiro y cuando va a tomarse un respiro, se encuentra con un gran inconveniente en su camino, algo que le hace sentir frio en el corazón y desprecio por sí misma, el autoestima estaba en juego. No quería caer en otra de las muchas discusiones que siempre tenía con él, porque sabía que nada iba a salir como deseaba. Era como si esos momentos lindos llenos de felicidad y cariño se hubieran desaparecido y se hubiera unido la guerra como cereza del pastel.

Al ver la oferta del paraguas, solo suspiró y sin meditarlo al menos unos segundos se aproximó a el joven bajo el paraguas, ¿Qué estaba haciendo? ¡no! Era un riesgo, pero algo dentro de ella la obligaba a estar ahí, una clase de instinto quizás, pero ella sabia que aunque estuviera haciendo lo incorrecto, estaba siguiendo su corazón, ya había desaparecido el frio, por un momento la el olor de loción dulce levemente pesado había reemplazado la brisa contaminada, y los roses de las gotas habían sido reemplazada por los roces de hombro con hombro lo cual le hacia sentir unos pequeños latidos pero a la ves un peso fuerte en el corazón que cada que respiraba el cosquilleo estaba presente.
-Gracias- hizo su cabello a un lado mientras sus manos se colocaban en sus bolsillos mirando alrededor la ultima planta que estaba admirando hace unos momentos y comenzaron a avanzar, la aventura había comenzado, ya de aquí en adelante algo podía cambiar completamente la situación. -¿Te importa si me quedo en tu habitación un momento mientras para de llover?, mi casa está algo lejos, y mi padre hoy no puede venir por mi, yo no he aprendido la tele transportación aun- justificaba para poder pasar un poco de tiempo a solas.
Al recibir la pregunta se paró ante la puerta y no causó movimiento alguno, solo pasó la puerta a la academia sin aceptar tan siquiera el paraguas, era ofensivo. –creí que ya lo habías superado- dijo poniendo una mano sobre su frente para que las gotas no le cayeran directamente en el rostro y de ahí camino a la academia. – al menos ya no me tienes miedo…-dijo para si misma en susurro aunque un susurro algo alto.
-Pues… no hay nadie en casa y me aburrí- asi concretamente, no había nada mas que comentar, ella tomaba ese tipo de riesgos y realmente no le importaba la guerra, ella solo se preocupaba por si misma. La guerra estaba situada en todo Legacy, pero mas bien era silenciosa, los bandos se encontraban todo el tiempo, era convivir con tus enemigos todos los días y sobrevive el mejor, y por su puesto, ella era destacada y muy lista, no iba a dejarse a la primera, se sentía capaz de poder ser parte de la destrucción, su vanidad lo decía todo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Jellal Fernandes el Mar Jun 27, 2017 7:21 pm

Quedó su mente en blanco ante tal pregunta. Su boca se cerró y no pudo pensar en una oración para formular en ese momento. Se mordió los labios, y respiró hondo — Sí. No hay problema, — comentó al tiempo que paso a paso se acercaban a la colosal estructura gótica-tropical. Los ojos cafés de Jellal revolotearon por última vez la parte trasera del edificio. Realmente era magnífico y grande. Daba esos aires de majestuosidad que tendría cada academia y cada facultad de ella. Pasaron por las puertas, donde unos mayordomos con cabeza de cabra las cerraron.

¿Por qué te tendría miedo? — con una faz siempre seria le contestó mientras se frotaba los pies con la alfombra. Acto seguido, comenzó a subir por las escaleras, mientras escuchaba el porqué la rubia ahora residía en Legacy. "Ya veo" masculló, y sí, era verdad, era algo típico de ese espiritu libre e indomable que la joven Alice poseía muy dentro de su ser; y ciertamente, ese libre albedrío era lo que le aterraba un poco. Si ella tenía libertad de hacer eso, podría tener libertad en cualquier otro asunto como el amor o incluso cosas más íntimas. Un pequeño remolino se hizo en el corazón de Jellal.

Subiendo las escaleras, y cruzando por una pasarela interior -la cual era adornada con candelabros y cuadros varios- llegaron a una sala de estar grande en donde se bifurcaban en dos caminos: las habitaciones de varones, y las habitaciones de damas. — Acompáñame. — Siguió caminando hacia un pasillo, en donde una sirvienta con cabeza de cabra estaba aspirando el piso. Al principio era chocante verlos, pero uno luego se acostumbraba. Eran los "muebles" de Beatrice, la antigua directora. Entonces, se detuvo en una puerta. El peliazul colocó la mano en el picaporte, y la puerta automáticamente se abrió.

"Joven Jellal, no olvide protegerse" comentó la sirvienta con una voz algo peculiar.

Solo es una amiga, — con un rubor se volteó a responderle. Y así, cuando encendió las luces vio un típico cuarto de hombre, con una estantería de libros, y una serie de frascos y matraces sobre una mesa. Como siempre, a él le interesaba mucho aprender sobre magia y así tratar de reparar el daño que había causado en el pasado. Se dirigió a un ropero, y de allí tuvo el saco para dormir. Posó una frazada al lado de la cama -la que era de dos plazas-, después el saco, y finalmente se metió allí. — Hay comida en el refrigerador, en la cocina. — señaló con el dedo, y luego se ladeó para finalmente acomodarse en esa parte, obviamente dándole la espalda a la cama. No pudo cerrar los ojos, eso sí, pues no podía dejar de pensar en los bellos recuerdos.



"Vayamos juntos por siempre hacia la ventisca negra"

#1A98FF



Ficha de Jellal // Ficha de relaciones // Envíame un privado


avatar
Jellal Fernandes

Fecha de inscripción : 15/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Invitado el Miér Jun 28, 2017 12:50 am

Nunca había entrado a los departamentos/ dormitorios fuera de la escuela, era literal, un castillo enorme lleno de puertas que conservaba lo colonial, lo clásico, aunque con una cierta falta de pintura en todo el lugar, pero aun así se miraba clásico.  Sus ojos estaban encantados, quizás y un día se mudaba.   Se le era muy incómodo pasar por pasillos con él, ya que casi todos en algún momento, todo mundo se había enterado de lo suyo, era algo notorio, pero al verlos de nuevo, se hacían ideas que claramente no eran, lo cual le hacia solo pensar en ignorar, pero era tan difícil ignorar lo que alguna ves paso, y peor aun, pensarlo sin haberlo superado.

Ella trataba de recordar los consejos de sus viejos amigos, “La vida sigue”, pero para un demonio, toda una vida, era larga y los sentimientos eternos., fueran sentimientos bonitos o sentimientos rencorosos, y ella no quería que su corazón se contagiara de todo eso, porque un demonio podrá  asociar a la gente al pecado, pero algunos de ellos, prefieren estar limpios de los pecados, incluyéndola a ella. Fue un  momento incomodo al escuchar al vocero al ver las puertas abrirse, solo hizo que no escucho nada, pero sus mejillas seguían rosadas.

Ella prefería quedarse callada ante esas situaciones tan incomodas y tediosas para ambos; no lo quería ver a los ojos, era una pena inmensa, ser hija de una humana le hacía sentirse aún más sensible de lo normal.

Al llegar a la cocina, su piel se hizo de gallina, nada había cambiado, la misma habitación de soltero, trastos por doquier y muchos libros, vaya, ese chico si que había quedado traumado por sus actos.  Ella había suspirado y se sentó en la cama junto a él.  
-Jellal… necesitamos hablar- miro al suelo mientras apretaba sus propias manos las cuales sudaban lentamente. –esto no puede seguir así… - dijo atreviendo a tener contacto visual con el chico. –es molesto e irritante, no me haz dado la oportunidad de hablar, solo llegas, me dejas y te olvidas de mi, así de fácil.-  dijo frustrada levantándose de la cama caminando mientras sus manos posaban en su cintura evitando nuevamente el contacto visual. -¿Te das cuenta que no te he hecho nada?, solamente fui sincera, y lo que me gano es tu rechazo…-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Jellal Fernandes el Lun Jul 03, 2017 8:31 pm

¿Rechazo, eh? — replicó de forma retórica, y se perdió en los bellos ojos azules de la contraria. Se zambullió en ellos, y luego se salió de esas piscinas cristalinas. Su vida era un desierto, y ahora no podía ser aliviada por ella. Le dolía. Esa naturaleza de ella, no podía fiarse de sus palabras o de su corazón, porque la actitud de una demonesa era cautivar a las perdidas y perdidos a sus labios de amor y lujuria. — Creo que el rechazado soy yo, Alice. Si cambias tu forma de ser... pero eres distinta, — pausó el peliazul y tomó aire para suspirar de forma grave. — ¿Por qué me dices esta clases de cosas? Tú eres distinta, y siempre así serás. No eres igual a nosotros, entiéndelo. — Su voz se estaba quebrando lentamente, se estaba trizando como si fuera un cristal.

Se levantó, y sentía que su cuerpo le pesaba montañas; sus pies hechos de plomo, y en el centro de su pecho algo le apretaba, una garra invisible que minaba las esperanzas de un nuevo amor con ella. — Las personas como tú no son capaces de amar a una sola persona, y tu raza es bien conocida por causar sufrimiento, — caminó lentamente hacia su mochila, y de allí sacó una botella de jugo de manzana, de la misma marca que pidieron en la segunda y tercera cita. Sus ojos se estaban licuando, una pequeña lágrima estaba a punto de salirle. Toma dicha bebida, se sienta en la cama, justo a unos diez centímetros de Alice, y coloca el jugo sobre el mueble para que ella tuviera para tomar.

Pasaron algunos minutos, y Jellal se quedó allí. — Tengo miedo... mucho miedo, — cortó, — ¿y si te vas de mí? ¿Si te fijas en alguien más? La carne es débil. — Comentó, y se arrastró hasta reposar su cabeza en su pecho. Lágrimas de amor le empezaron a brotar por sus orbes cafés. No quería perderla, pero tampoco querría estar con ella. El miedo lo consumía por dentro, lo envenenaba de ideas fatídicas, pero ya nada se podía hacer. Alice ya estaba incrustada en el corazón de Jellal. Cerró sus ojos, y escuchó el corazón de la rubia, sin articular palabra alguna, porque ese sonido era lo más maravilloso que tenía en su vida: esos hermosos latidos.

Así... y poco a poco... el joven la miró directamente a los ojos. Llevó su mano a la de ella, y de manera inconsciente, llevó sus labios a los de ella. Cerca, muy cerca, hasta que no quedó nada de distancia.


Última edición por Jellal Fernandes el Mar Jul 11, 2017 8:00 pm, editado 1 vez



"Vayamos juntos por siempre hacia la ventisca negra"

#1A98FF



Ficha de Jellal // Ficha de relaciones // Envíame un privado


avatar
Jellal Fernandes

Fecha de inscripción : 15/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Invitado el Miér Jul 05, 2017 12:05 am

Sus ojos se iluminaban con cada palabra que salía de sus bellos labios, sus piernas temblaban lentamente mientras le daba un pequeño escalofrió, no sabia que pensar de todo lo que le decía. Su ceño se frunció, mientras lo miraba directamente a los ojos. –Tu estas diciendo que soy una cualquiera, no sabes cuantas veces he tenido que rechazar a gente y lo difícil que se me hace hablar, el que me gusten ambos sexos no significa que tenga corazón para cualquiera.- Se sentía claramente ofendida al paso de sus palabras, podía sentir como su corazón se iba rompiendo lentamente mientras que su estomago le daba una reacción de mariposas, pero no sabia si pensar que estaba bien o mal sentirlo de esa manera, pues, totalmente, ella seguía sintiendo algo por el, pero ella comenzaba a sentir miedo.

-me tratas como una cosa, ¿Qué no soy igual que ustedes? ¿entonces que soy?, ¡dime Jellal! ¡Dime que soy!, digas lo que digas, yo fui parte de tu vida, y en ese momento no lo pensabas así- su nudo en la garganta se iba formando mientras que al mismo paso sus ojos se iban cristalizando. Podía sentir su pecho exhalar cada ves con mas dificultad mientras el iba hablando; hasta llegar en ese momento de tensión en donde el se recostaba en su pecho, vaya, ese ultimo suspiro fue tan relajante, como si hace unos momentos no se estuvieran desquitando entre si mismos, ahí fue donde sus lagrimas comenzaron a brotar junto al paso de las gotas de la lluvia, con su manga retiro esas lagrimas mientras suspiraba con dificultad de manera normal, estaba algo exaltada.

No podía contestar, pues se vio interrumpida por un beso, lento, dulce, que hace mucho no probaba, por mas paz que sentía en su interior, sus ojos no podían cerrarse, no podía moverse, ni siquiera sus labios podían corresponder del miedo y la adrenalina extraña que sentía en su estomago. Al separarse, sus mejillas coloradas, junto con sus ojos llenos de lagrimas, le dio un abrazo, no entendía porque, no hallaba una respuesta clara, pero su decisión si que estaba lista. Se separo lentamente de su abrazo, secó sus lagrimas y aclaro su garganta mientras procuraba mantener una mirada firme. –Escucha Jellal, yo no puedo salir con una persona que no confía en mi y que no me ve como una persona normal, que me ve como… bueno, no lo se- Dijo bajando un poco su mirada y luego la volvió a retomar al paso de los segundos. –Y pensaba perdonarte, de verdad que lo pensé, estaba muy segura de que te amaba… no, te amo- afirmo mientras controlaba su mente y sus lagrimas. – Pero al ver como piensas de mi realmente…- negó con su cabeza mientras cerraba sus ojos y suspiraba para relajar su agitada respiración en el momento de tensión. -–Sera mejor que me vaya, tu y yo ya no deberíamos de volver a congeniar… Dijo levantándose de la cama en busca de sus cosas y de su próximo camino.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Jellal Fernandes el Jue Jul 06, 2017 7:42 pm

Parecía muy ofendida, sin embargo, eso era lo que estaba en boca de todos. Que los demonios son así, y asá, que tienen costumbres extrañas. La rubia se molestó, y se levantó de allí, diciendo que ya no había más química, pese al amor existente. De verdad que el miedo entintaba esta relación masoquista. El peliazul se llevó la mano a la nuca, y mientras ella recogía sus cosas, comentó un par de cosas. — He conocido a una demonesa antes que tú. Decía que me amaba y cometió barbaridades. — y efectivamente, como súcubo ella solía hacer toda clase de travesuras lujuriosas tanto en hombres como en mujeres. Los ojos de Jellal comenzaron a hacerse agua.

Si tuvieras un lugar en tu corazón solo para mí, esto... todo esto, sería muy distinto. — y dirigió su mirada hacia la de ella, una mirada de un joven con el corazón destruido, con problemas de confianza enorme, y también un miedo gigantesco de lo que el amor podría hacerle. Sin duda, no se recobraba de las heridas del pasado. El peliazul se levantó de la cama y la abrazó estrechamente. — Aun si no somos novios, te quiero en mi vida. Aun si estás con quien sea, quiero estar contigo. — el corazón le retumbaba a mil por hora, tanto que pareciera ser que la misma rubia podría sentir cada pulso.

Se formó un silencio, uno muy largo. Quería estar abrazado a ella por toda la eternidad. — Prométeme algo. Sin importar tus parejas, quédate conmigo por siempre. Eres mi amiga especial. — la reacomodó en su pecho y se quedó allí. No eran necesarias las palabras. Solo el corazón actúa en esta clase de ocasiones especiales.



"Vayamos juntos por siempre hacia la ventisca negra"

#1A98FF



Ficha de Jellal // Ficha de relaciones // Envíame un privado


avatar
Jellal Fernandes

Fecha de inscripción : 15/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 07, 2017 4:58 pm

Las palabras del corazón le llenaban le ordenaban darle otro beso, pero su conocimiento entendía que las cosas no podían seguir como estaban. En su cabeza y sus recuerdos, solo podía encontrar dolor e incomprensiones, ¿serán verdaderos sus sentimientos? No podía dejarlo asi; el seguía siendo parte de sus recuerdos y su felicidad, y claramente, ambos no se podrían ignorar toda la vida de la manera tan brutal como lo habían intentado en los últimos meses.

Correspondió a su abrazo mientras acariciaba su cabello manteniendo la postura, sus ojos se abrieron un poco mas, ya estaban hinchados y cansados de lo mucho que habían contenido las lagrimas, ella lo miro fijamente a los ojos, sentía que podía ver mucho mas haya que su dolor, sino su mismo purgatorio.
-No todas somos iguales; repito, si tu me conocieras bien, sabrías de que soy capaz y de que no… tal vez ese fue nuestro problema, no nos dimos el tiempo de ser sumamente sinceros entre ambos- dijo bajando su mirada porque claramente se refería así misma. La marisma de sus ojos se sacaba, pero su corazón le seguía ardiendo mientras que aumentaba la velocidad.
Sus ojos se filtraron en el mientras lo tomaba de la mano –Me comprometo a ser tu amiga especial, solo si me prometes no amar a nadie como me amaste a mi- dijo separándose un poco de el para asegurarse de que lo estuviera prometiendo de forma sincera.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Jellal Fernandes el Sáb Jul 08, 2017 9:00 pm

Negó con su cabeza. — Lo dudo. Lo dudo mucho. Lo prometo. — y la estrechó todavía más en sus brazos, a ojos cerrados, sintiendo hasta el perfume de sus cabellos. Ese abrazo emitía una señal muy clara. El miedo al dolor de Jellal, esa desesperación interna de querer estar con alguien que posiblemente te puede dañar mucho. — El amor incondicional es cuando te aman sin importar nada. — comentó, y un silencio se formó. Los latidos del peliazul comenzaron a ser cada vez más lentos, ahora más calmados; y sin embargo, esa estaca seguía clavada en su pecho.

Se alejó un paso y la tomó de ambas manos. — Te tengo una sorpresa. — le sonrió de forma tímida y triste, pues ya sabía que el pasado estaba sellado, que nunca más se volvería a repetir. Se volvió a uno de sus cajones, y de allí sacó un cuaderno. Se acercó a la rubia, lo abrió, y había un montón de fotografías pegadas a las hojas de éste. Era un álbum improvisado. Estaba muy bien cuidado, y de la nada, se desprende una fotografía, una muy importante para ellos.

En dicha imagen, salían ambos abrazados y sonriéndole a la cámara. Alice sostenía un cono de helado, y Jellal tenía una mancha rosada en su nariz. Estaban jugando. Estaban libres del miedo. Esos eran los tiempos en los que solían estar juntos como una pareja perfecta. Eran como dos gaviotas volando juntas hacia el infinito. El joven Fernandes recogió la fotografía y se la pasó en sus manos. — Quédatela. Para que me tengas siempre contigo, tal como yo te lo prometí. — llevó su mano a su cabeza y la palmó, tal como solía hacerlo, sin embargo, sus ojos llenos de lágrimas decían que no era el mismo gesto.

Quédate conmigo esta noche. Tengo macarrones con queso para la cena. Ahora... ahora aprendí a cocinarlos. — rió brevemente, mientras se secaba los ojos con los antebrazos. Quería estar con su eterna amiga, aunque sea por última vez en su vida. Ciertamente, el astromago precisaba repletarse de su esencia para poder seguir luchando día a día.



"Vayamos juntos por siempre hacia la ventisca negra"

#1A98FF



Ficha de Jellal // Ficha de relaciones // Envíame un privado


avatar
Jellal Fernandes

Fecha de inscripción : 15/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Invitado el Dom Jul 09, 2017 10:12 pm

Era tan difícil dejarlo ir de su vida así de rápido, no sabia como debería de tomarlo, pero sin duda, su corazón seguía correspondiéndolo como su dueño, que vida tan mas difícil si no era con sus caricias, con sus caprichos, con sus besos, con el… Claramente quizás encontraría a su próximo verdadero amor, quizás mujer, quizás hombre, pero claramente no podría amar a nadie como había amado al sentimental chico… que, por todos los cielos, le hizo sacar alguna ves su lado cursi, su lado sentimental, lado que casi no se ve en ella. Que cosas tan mas difíciles, que vida tan mas confusa, que coraje interno tan mas extraño, pero pasara lo que pasara, ella le apoyaría en todo, y ambos aprenderían a ser felices, juntos o separados.


Sus lagrimas ya se habían secado, pero el palpitar de su corazón seguía ahí adentro y las mariposas volaban en su estomago, aleteando con mas fuerza cada ves, incluso al respirar sentía como volaban a la garganta, vaya que eso no se siente siempre. Era un sentimiento indescriptible.
No paso mucho cuando el chico le había mostrado lo que parecía haber sido un secreto oculto que hace mucho tiempo no vivía, porque a parte de ser un secreto, era un recuerdo. Oh ese hermoso día, una de sus citas mas vergonzosas y exitosas que había vivido, vaya, un día lleno de risas y besos cariñosos, un momento maravilloso, donde se olvidaba del estudio, de su padre, de su destino en la familia… Sus lagrimas nuevamente destellaron en su mejilla al ver la foto, solo podía recordar cuando se tomaron la foto, incluso parecía un accidente, un bello accidente. –Creí que esta foto ya no existía- dijo quitándose la lagrima de su mejilla. –Jellal, muchísimas gracias, no sabes lo bonito que es recordar estos momentos-

Abrazo al chico nuevamente, esta ves ella recargando su cabeza en el pecho de el; no paraba de mirar al suelo. –Me voy a quedar, pero necesito un favor- dijo mirándolo directamente a los ojos, sin dejar de despegarse del abrazo. –Quiero que seamos novios esta ultima noche… solo esta, y mañana volveremos a nuestras vidas diarias- dijo mientras tomaba su mano, de manera temblorosa. –Sabes que aunque quisiéramos, ser novios seria imposible, por el bando en el que pertenecemos, y quiero solo un ultimo recuerdo- dijo mientras apretaba un poco su mano con dulzura.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Jellal Fernandes el Mar Jul 11, 2017 8:45 pm

Asintió con la cabeza sin decir nada, pues las palabras estaban de más. Solo la estrechaba contra su pecho, se separó un paso de ella, y la vio. Esa mirada de cobalto y penetrante que ella poseía, era todo lo que necesitaba Jellal para poder seguir el día a día. Llevó sus manos a la cintura de la contraria, podía palparla con cada dedo. Su boca se acercó a la de ella, y le dio un suave beso en los labios. Estaban cálidos. Volvió a repetir el gesto, esta vez con sus ojos cerrados, y prolongó dicho beso, que cada vez crecía. La estrechó de nuevo en sus brazos, oliendo sus cabellos y jugando con ellos como lo solía hacer tantas veces.

Yo me rindo... mi corazón se entrega a ti sin importar lo que pase mañana. — Comentó, y luego otra vez juntó sus labios con los de ella, quitándose la chaqueta y dejándola en la silla. Se sentó en la cama, y esperó a que ella también viniese. A disfrutar del momento, a darse cariño. No importaban ya las demás personas. No importaban los amores pasados, ni los amores del porvenir. Lo único que tenían era el presente, y tenían que disfrutarlo.

Extendió sus manos hacia las de ella, para entrelazar sus dedos y besarla de nuevo. Quería sentir sus caricias por la espalda, por sus brazos. Quería besarla una y otra vez. — Te amo, Alice. Te amo tanto. Tú eres mi tesoro, eres mi vida entera. — le susurraba, al tiempo que su voz se fundía con las intensas gotas de lluvia que una y otra vez se estampaban contra los cristales de esa habitación, tenuemente iluminada por una lámpara. La cama rechinaba. Los cariños venían. El fuego nacía otra vez de las cenizas, aunque sea solo por esta noche.




"Vayamos juntos por siempre hacia la ventisca negra"

#1A98FF



Ficha de Jellal // Ficha de relaciones // Envíame un privado


avatar
Jellal Fernandes

Fecha de inscripción : 15/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Invitado el Jue Jul 27, 2017 5:43 pm

El tiempo es oro, entonces el tiempo con el eran segundos de zafiros y esmeraldas, pero lastimosamente esos diamantes eran tan frágiles que incluso con unos respiros se iban a deshacer por completo entre todos. A Alice le gustaban sus caricias, le gustaban sus palabras, le gustaban sus besos, le encantaba él. ¿realmente estaba lista para regresar a otro encuentro sabiendo que nunca mas iban a estar juntos?, ¿realmente estaba satisfecha con todo lo que le estaban brindando? Lo quería pero ella no podía lastimarse automáticamente por un beso mas, o por una última noche mas.


Poco a poco fue tomando sus manos y suspiro mirándolo directamente a sus hermosos ojos. –Jell, no estoy lista- dijo usando ese apodo de cariño que tanto le gustaba, sus ojos estaban cristalinos, no de tristeza, solamente le iluminaban al verlo. Se sentó nuevamente con algo de trabajo teniéndolo por en sima.

–Esto esta pasando tan rápido, y solo nos estamos lastimando- dijo mientras miraba al suelo sin tener el valor de tener contacto directo con el.
Poco a poco se recargo en el mientras tomaba con fuerza su mano. –lo tuyo y lo mio no va a poder ser nunca, por mas que queramos, nos van a separar rápido- rodo sus ojos mientras negaba con la cabeza.

La cabeza le daba vueltas con tanto drama que estaban haciendo, no podía parar de ver la foto que el le había regalado, oh, eran hermosos momentos hasta que ella decidió abrir la boca, bueno, total ya no importaba, ella iba a encontrar a alguien que la amara y respetara tal cual es sin importar sus gustos, fuera hombre, fuera mujer, fuera quien fuera, ella encontraría el amor. Un amor sin complicaciones, un amor verdadero, un amor sin barreras y un amor que le hiciera sentir orgullo a su padre, ella soñaba con la persona perfecta que le llegara en el momento perfecto, y quizás Jellal no era el indicado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Jellal Fernandes el Vie Jul 28, 2017 9:15 pm

Estaba triste. Los recuerdos la herían, y no era para menos. Hay amores en la vida que no se pueden olvidar, y aunque las llagas del corazón se curen, estarán presentes siempre. Jellal perdió el miedo, porque él quería estar con ella sin importar qué, pues quería ser feliz. Le besó una y otra vez sus hermosos labios, y la abrazó con todo su cuerpo, cubriéndola con su altura sobre la cama. La colocó en su pecho y se recostó junto a ella, llevándola consigo. La lluvia resonaba en los cristales, formando como una suerte de música sorda que acompañaba con ese momento tan funesto. El peliazul palpó con los dedos de sus manos la mejilla de la contraria

Ámame... ámame como en los viejos tiempos, — le susurró al oído para luego depositar un suave beso en su mejilla, y después en sus labios. Abrió su boca, y sintió la calidez de ella. Le encantaba su sabor. Su elixir era todo lo que necesitaba para vivir, que emulsionara su vida y le llene de esas viejas flores que ya recogió. En seguida, le besó tímidamente el cuello, por debajo de su mentón hasta llegar al hombro, mientras tanto entrelazaba sus dedos con los de ella. Quería estar así, una y otra vez. Llegar a lo profundo de ella, y quedarse a vivir allí por toda la eternidad.

. . .

Abrió sus ojos, y un bello haz de luz dorado se proyectaba a través de la ventana, dibujando un rectángulo por encima de la cama de Jellal. Tomó una respiración honda, y luego exhaló. ¿Alice? ¿Dónde estaba ella? Se sentó en la cama, y buscó en el velador su celular. La llamó, pero nadie respondía del otro lado.



"Vayamos juntos por siempre hacia la ventisca negra"

#1A98FF



Ficha de Jellal // Ficha de relaciones // Envíame un privado


avatar
Jellal Fernandes

Fecha de inscripción : 15/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La fragancia de una flor que ya marchitó (Alice)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.