Se bienvenid@ Invitado a ~ +ACADEMIA LEGACY+ Foro de rol literario ~. Fue creado el Jue Mar 13, 2014 4:55 pm, es decir que tenemos exactamente 1565 días de vida. Hasta ahora sus 270 usuarios han escrito 7607 temas en los 118 foros que existen. Tú, Invitado, haz escrito 2 posts desde que te registraste el .

El último de nuestros usuarios registrado fue Nitocris
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Notificaciones












Online
¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 223 el Lun Ene 01, 2018 4:08 am.
Últimos temas
» Llegada (?).
Hoy a las 12:41 am por Mikaela Edevane

» •Recuerdos Pt.1• (Con Aisha Dunkelblut)
Hoy a las 12:31 am por Paper Crow

» Ficha de relaciones de Jellal - Adelante~
Vie Jun 22, 2018 11:22 pm por Lacus Welt

» HELP tema libre con Ayana
Vie Jun 22, 2018 7:23 pm por Ayana Shade

» Port Mafia [Afiliación élite]
Vie Jun 22, 2018 12:09 pm por Invitado

» Sanctuary Chronicles | Afi.Élite
Vie Jun 22, 2018 12:08 pm por Invitado

» Una melodía / Privado Hattori
Jue Jun 21, 2018 6:39 pm por Alice Francoise

» Primer Acercamiento, primera sangre. [Libre]
Jue Jun 21, 2018 5:12 pm por Hattori Hanzo

» Rompiendo la rutina [Scáthach]
Jue Jun 21, 2018 2:32 pm por Arthur Pendragon

» Presentación de personajes (Privado con Izuku)
Jue Jun 21, 2018 9:59 am por Alice Francoise

» Desafio del Dios del eterno chandal
Miér Jun 20, 2018 8:13 pm por Yato

» Un ¿Entrenamiento fallido? (Con Luciela)
Miér Jun 20, 2018 12:30 pm por Eukene Polkov Nasaka













Internado Borealis
Academia Legacy Academia Legacy Academia Legacy


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.0
Academia Seeds of Legacy por Beatrice y Gilgamesh se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://academialegacy.activoforo.com/.

El crédito por el diseño del foro se da a Jack, quien ha trabajado en la estructura visual de éste y en otros aspectos metafuncionales. Los planificadores de la trama del foro son los administradores Beatrice y Gilgamesh. El crédito por el sistema interno del foro se da a los miembros fundadores: Jannei MC.Clov., Jyu Viole Grace, Mavis Blanc y Suigintou, en conjunto con los otros administradores. Asimismo, a Darren Criss por el modelo de fichas, a las obras de varios autores -cuyo uso está exento de ánimos de lucro- y a los administradores que operan desde la página oficial de Facebook, la cual es propiedad del foro. Ante cualquier semejanza con el diseño y trama de este foro, los administradores llevarán a cabo el proceso pertinente estipulado por la normativa de Creative Commons para iniciar acciones relacionadas a propiedad intelectual.

Academia Seeds of Legacy. 2014-2017.

Llegada a Legacy

Ir abajo

Llegada a Legacy

Mensaje por Mikaela Edevane el Vie Mayo 18, 2018 10:07 pm

Ángela:

La idea de irse de Rennebit no le hacía nada de gracia. ¡En lo absoluto! Por primera vez había encontrado el sitio perfecto para ella, y debía de irse tras la terrible guerra que se ocasionó en aquél Sistema. Por lo visto, la Reina de dicho Sistema Solar mandó a la gran mayoría de sus habitantes. asitios que se consideraban seguros y adecuados para cada ciudadano. Entre ellos, Ángela fue enviada a Legacy, un sitio que se adaptaba a su perfil a la perfección respecto a mejorar sus habilidades.
No conocía el lugar y no le daba ni la más mínima curiosidad de ello, pero al ser habitante de Rennebit debía seguir las palabras de la gobernante.

« ¿Ya vamos a llegar? Ya estoy cansada de que sólo mires tu estúpido libro »

Hablaba aquella voz en su cabeza, en la cuál ella respondía con tono neutral.

–Éste estúpido libro será la razón por la cuál sigues aquí. Así que silencio. –Decía la joven de cabellera oscura cómo el carbón.

« Blah, blah. Todo lo que lees ya lo sabes, es una ridiculez. »

–¿Quieres callárte? Algún día dejaré de usar este libro, si memorizo los malditos hechizos. –Respondió nuevamente, con énfasis.

« Espero que al menos sepas usarlos y no andes con tus tonterías de no querer hacerlo. »

La joven pelinegra se negó a responder, con la triste esperanza de que sí la ignoraba lograría callarla.

« No me ignores, no funcionará. Estaré aquí toooodo el tiempo que yo quiera. »

Y así fue, durante todo el viaje no cerró el pico ni una sola vez. Hasta que al fin llegaron al sitio indicado. A simple vista, parecía una gran fortaleza manteniendo la apariencia de un castillo. Al cruzar las gigantescas puertas pertenecientes a la estructura, llegó a lo que parecía ser la plaza principal.

« ¡Ya me imagino la gran cantidad de diversión que tendremos al quemar todo esto! »

–Deja tus idioteces, aquí pasaremos hasta que Rennebit termine sus problemas, hasta entonces, no quiero que hagas nada. ¿Entendido? –Dijo con un tono serio, mirando algún punto del suelo.

Era irritante hacer pensar a las personas a su alrededor que sufría de una especie de esquizofrenia. Pero no era así, en verdad alguien hablaba en su cabeza.
avatar
Mikaela Edevane

Fecha de inscripción : 15/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Frey el Vie Mayo 18, 2018 11:08 pm

Oculto tras un par de grises y oscuros nubarrones que no significaban más que una noche agitada, el astro rey comenzaba a caer lentamente sobre el horizonte, a penas lograban percibirse a lo lejos los últimos rayos que aquella tarde podía brindar. Todo comenzaba a tornarse del típico tono oscuro mientras los faroles que adornaban los pasillos exteriores al descubierto de la academia Legacy, lentamente se encendían uno tras otro casi por arte de magia, ¿es que era magia lo que los inspiraba a encenderse? Podría ser. Muchos de los estudiantes habían dejado de hacerse dicha pregunta una vez que pasaban suficiente tiempo en el castillo. Como ya era costumbre a la repentina oscuridad que se brindaba, la mayoría de los jóvenes con un paso lento, casi todos en grupos pequeños de dos o cinco personas, deambulaban lentamente con dirección a sus dormitorios o a las afueras del colegio para acabar un día más en dicho sitio. Platicaban como de costumbre sobre algunas de las clases o sobre las múltiples actividades que a menudo realizaban dentro y fuera de las aulas. Aquel lugar no era muy diferente a cualquier otro en el exterior, y podría pasar desapercibido como cualquiera de ellos de no ser porque muchos de ellos portaban a demás de libros y mochilas, espadas colgadas sobre su cintura o sobre la propia espada, o llevaban en sus manos libros que parecían moverse cada tanto, acompañados por mascotas particularmente diferentes a cualquier inocente perro o gato, e incluso, unos más descabellados realizaban entre sus manos fuego, aparecían de la nada asustando a algunos de sus compañeros o movían rocas en la palma de su mano pasando el rato como si aquello fuese cualquier cosa del otro mundo. Aquella escuela, naturalmente, no era una normal.

Transcurría una tarde común como cualquier otra y mientras la oscuridad se apoderaba de ella una joven se postraba al frente de las puertas del castillo. Sola y desorientada probablemente, era común que los nuevos estudiantes o de intercambio se detuvieran un momento a admirar el exterior del castillo y a hacerse diferentes preguntas, algunos incluso a sabiendas de lo que les esperaba dentro de aquel monumento a la magia. Y mientras ello sucedía, algunos estudiantes con más años murmuraban entre dientes o charlaban con sus opuestos sobre sus primeros días dando a lugar a viejos y divertidos recuerdos formando una nueva conversación mientras avanzaban a paso firme. Más no era el caso de un joven cubierto por una capucha adherida al abrigo que cubría todo su torso, la sudadera de color gris a medio cerrar mostraba la playera verde y oscura que cubría el resto de su piel. Avanzaba con paso firme directo al frente, y antes de estrellarse de frente contra la chica de cabellos oscuros este se detuvo repentinamente.

Era como cualquier otro estudiante, no muy alto ni muy bajo y por su puesto no mayor a ella, quizá por su rostro blanco y casi tan pálido como si estuviese enfermo podría decirse que ambos tenían aproximadamente la misma edad. Este le observó por un segundo de pies a cabeza, solo llevaba consigo un libro entre su mano. No parecía portar consigo equipaje alguno aunque eso a él era lo último que le extrañaba. Seguido de ello le observó un solo instante a los ojos, el cual, casi parecía eterno dado que los ojos de aquel chico rebosaban en un color rojo tan intenso como un rubí mismo. - ¿Necesita algo señorita? - Comentó aquel sujeto con una voz seria y distante, y con su tono poco tolerante casi rayando en lo frío tras una pausa prosiguió. - ¿Está perdida? ¿Necesita un guía? - Continuó con la voz que particularmente no correspondía a su edad. - ¿Tal vez un mapa? ¿una camisa de fuerza? - Prosiguió sin inmutarse ni un segundo ante este último comentario, parecía en primera instancia que buscaba auxiliar al prójimo más una vez terminado de cuestionarle denotaba el ligero tono de sarcasmo entre sus palabras. Casi seguido de ello llevó su mano hasta el gorro que cubría su cabeza y lo extrajo hasta la espalda, mostrando los blancos cabellos de su cabeza.
avatar
Frey

Fecha de inscripción : 31/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Mikaela Edevane el Sáb Mayo 19, 2018 12:01 am

Observando cómo la tarde se despedía del día, dándole paso a la noche con un bello atardecer que reflejaba. Las farolas y la Luna comenzaban a bañar de su tenue luz cada facción del sitio.

La joven de pálida piel comenzaba a indagar en su libro, pues no se quedaría de pié en aquella loza sin siquiera averiguar a donde debía ir. Miró a su alrededor con indiferencia. Había ciertos estudiantes que caminaban en una misma dirección, qué, por intuición, sabía que debía ir hacia allá.

« ¿Ese es tu plan? ¿Seguirlos? »

–Irás a donde yo vaya, te guste o no. –Respondió la joven con la mirada en las escrituras de las páginas que portaba el libro. Pero cuando sintió la presencia de otro ser acercársele, lo cerró con fluidez poniendo atención a la persona.
La joven observó al desconocido, 'escaneando' cada facción su rostro una vez éste se propuso retirar su capucha.
Puso atención en sus palabras, cada una de ellas para después mirarle con aquellas esferas color rojo brillante que la pelinegra poseía.

–¿Humnh? –

« ¿Camisa de fuerza? ¡Tonterías, estamos bien! »

–¿Quieres callarte de una maldita vez? –Habló entre dientes, mientras desviaba la mirada tomando su sien con su diestra, olvidando que había alguien observándolas.

Carraspeó ocultando la vergüenza que sentía en ese instante.

–No, no me refería a ti, ds complicado de explicar. –Decía con seriedad dirigiéndose al albino. –Creo que tomaré lo de guía, pues acabo de llegar y no tengo idea hacia dónde debo ir. Ni qué habitación tomar.
avatar
Mikaela Edevane

Fecha de inscripción : 15/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Frey el Sáb Mayo 19, 2018 3:33 pm

Los orbes carmesí se posaron sobre el rostro de la contraria, quien por su aspecto parecía particularmente extraña, más su vista a pesar de ello permanecía inmóvil, fija en todo lo que representaba aquella persona como si en cualquier momento estuviese a punto de atacarle. Hubo un momento de silencio entre ambos en el que el personaje de cabellos plateados se realizaba varias cuestiones, la más importante de ellas, eran los ojos muy similares a los que él mismo poseía, ¿acaso se trataba de alguien de su especie? Podría ser, en el tiempo que llevaba en aquella academia sabía perfectamente y sobre todo se había echo a la idea de la gran variedad de razas que terminaban en dicho sitio, por lo que ya no era de extrañarse que se encontrara frente a uno de ellos más prefería evitar el tema y ahorrarse minutos de su valioso tiempo, de esta manera, se limito a soltar un suspiro mientras la joven pensaba en cual sería la respuesta ante la "ofensa" del vampiro.

Acto seguido, y tras aquella breve pausa, el albino pudo notar cierto comentario entre dientes que si bien no le parecía del todo agradable, tampoco le molestaba en lo absoluto, pues él de antemano ya estaba acostumbrado a que los demás reaccionaran de dicha manera, aunque tampoco deseaba permitir dicho comportamiento aunque no se hubiese presentado previamente. - ¿Disculpa? - Fueron las únicas palabras que salieron de entre sus labios, para ser sinceros el albino no deseaba hacer de algo tan pequeño un verdadero problema, de modo que se limitó a indagar en lo que pasaba por la mente de la chica.

Una vez más la chica mostró su particular forma de expresarse, por un momento, Frey presentía que hablaba consigo misma, aunque realmente esta teoría no pasaba de ello, simplemente era una idea que fugazmente pasó por su cabeza, más una vez más decidió ignorar del todo aquel aparente "malentendido". - Bien, entonces se queda con la camisa de fuerza. - Comentó una vez finalizada la petición de ayuda de la pelinegra.  - Nombre por favor. - Prosiguió con aquel tono cortante y poco tolerante que el supuesto alumno portaba. Y antes de que ella pudiese responder a su pregunta, este extendió ambas manos al frente, el par separadas una por encima de la otra, y sin nada que agregar de entre ellas brotó un fuego intenso que a los pocos segundos se materializó en un amplio pergamino con la leyenda "Legacy" en la cara que ella podía observar. Sus orbes por otro lado se posaron de frente a la hoja mientras aguardaba la respuesta contraria.
avatar
Frey

Fecha de inscripción : 31/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Mikaela Edevane el Sáb Mayo 19, 2018 9:53 pm

« Tiene un terrible sentido del humor, no da gracia en lo absoluto. »

Ésta vez, la joven de cabellera oscura no se limitó a contestar, pues para haber hecho el ridículo frente a la primera criatura con la que se topó, le era suficiente.

–Quiero un guía, no una camisa de fuerza. –Respondió ante las palabras del chico de cabellera plateada.

Algo que notó enseguida, fueron aquellos ojos rojizos que el contrario portaba, eran similares a los suyos y no estaba muy segura de la procedencia del joven, por lo que no sabría con exactitud su especie.

Escuchó las palabras próximas, y le observó con cierta desconfianza, de alguna forma, su actitud 100% seria le hacía dudar demasiado... Aunque quizás era por culpa de Fallen, que no dejaba de hablar y decir incoherencias.

« Tiene cara de... Vampiro. ¡Ouh, ouh! ¿Otro demonio? Mmnh... Quizás un elfo. No, sus orejas son distintas. Y los elfos tienen sentido humorístico »

–Soy Ángela. Ángela Benett. –Dijo para distraerse de las palabras que resonaban en su cabeza por parte de Fallen.

Observó la acción del joven, y al ver una llamarada, abrió su libro por si era una especie de ataque. Era tan sólo... Un poco paranoica.
Sin embargo, al observar un pergamino en vez de un arma, cerró su libro.

« ¡Es un mago! ¿Crees que podría sacar un conejo de su sombrero? »

–Vaya, así que no me he equivocado de sitio. –Dijo al leer la palabra “Legacy” en el papel. –Estoy en el sitio indicado.
avatar
Mikaela Edevane

Fecha de inscripción : 15/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Frey el Sáb Mayo 19, 2018 11:01 pm

- ¿Conque Angela? - Prosiguió con tranquilidad mientras su vista se apartaba por completo de ella, enfocándose en el pergamino que llevaba al frente, más las acciones de la contraria lo obligaban a observarla de vez en cuando, ¿quién decide atacar a penas ve un poco de fuego? ¿Aquella acción le había asustado de alguna forma? - Buenos reflejos. - Se comentó así mismo mientras dirigía sus ojos nuevamente hasta el trozo de papel. Buscaba en él algo como si se tratase de una lista, cosa que hasta donde cualquiera pudiese darse cuenta, lo era. - Angela ... Angela ... - Comentaba entre dientes con tensión. - ¿Benett tal vez? - Prosiguió mientras desde la perspectiva contraria podía verse la velocidad con la que leía aquel artículo. - Quizá ... - Pausó mientras con la zurda soltaba el final del pergamino y acto seguido realizaba un chasquido con la misma. Nuevamente y por un instante el fuego se hizo presente al frente de aquel objeto. Comenzó a leer de nuevo desde el inicio. - Angela Benett. - Pausó. - Sí, aquí está. - No se inmutaba ni en lo más mínimo lo cual hasta cierto punto producía un ligero escalofrío en los pocos estudiantes que deambulaban aún por las afueras del campus y que, como ya era costumbre, aceleraban su paso un poco al ver al albino interrogar a la joven de cabellos noche. Parecían conocerlo.

- Tu llegada fue programada para esta noche. Llegaste con anticipación. - Comentó con cierto reproche como si ella supiese de que estaba hablando. - Supongo que nada se le escapa. - Prosiguió con un gesto de antipatía, como si odiase estar realizando aquella entrevista tan repentina. - Bien, creo que todo está en orden. - Y casi al instante de haber finalizado con sus palabras el pergamino se enrolló con rapidez desde la parte más baja hasta la mano diestra del mismo, el albino por el contrario lo arrojó como si nada a uno de sus costados y este desapareció en una nube de fuego dejando únicamente un poco del humo producido atrás. Suspiró con fastidio. - Primero la anfisbena y ahora tengo que darle la bienvenida a una alumna. - Se quejó con melancolía sin importarle que la chica aún parada ahí, estuviera presente y por supuesto, esperándolo. Resignado ante tales hechos el peliblanco dirigió su vista con tristeza hasta ella y continuó. - Felicidades. Ahora eres alumna de la academia Legacy, bienvenida y todo eso. - Aclaró su garganta un poco. - Como lamentablemente fui yo el que te encontró debo guiarte por las instalaciones o algo así ... Pero ... - Giró un poco su vista hasta un lado. - Temo que eso deberá esperar. - Su de por si ya pálido rostro mostraba una mueca de dolor como si pudiese enfermar más de lo que ya se veía por si solo.

Luego nuevamente reaccionó. - Me presento, mi nombre es Frey. Pero tu puedes llamarme profesor. - Respondió con arrogancia. - Me encargo de la asignatura de cuidado de seres mágicos, y por desdicha una cría de anfisbena se escapó de mi baúl y mordió a una estudiante, así que debo encontrarla antes de que mate a alguno. - Y de inmediato su gesto cambió, casi por un instante pareció verse como si de entre la comisura de sus labios se formase una ligera sonrisa, la cual, de haber estado ahí, inmediatamente se corrigió con aquella mueca seria que solía mostrar ante los demás. ¿Es que acaso le causaba placer decir la palabra muerte? Quizá, o tal vez en su imaginación se mostraba una escena que lo llenaba de dicha, aunque esto claro, no podía comprobarse del todo, por lo que no hace falta seguir pensando en ello. - Supongo que tu podrás ayudarme ... Sígueme. - Y antes de que pudiese alegar algo, este se llevó las manos a los bolsillos de su abrigo y comenzó a caminar a un costado de ella directo hasta uno de los bancos que se hallaban más cerca de su posición. Parecía que iba a sentarse en uno de ellos.
avatar
Frey

Fecha de inscripción : 31/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Mikaela Edevane el Sáb Mayo 19, 2018 11:41 pm

–Mi nombre no es difícil, ¿Acaso no lo organizas en orden alfabético? Te ahorraría tantos complejos...–Dijo con énfasis poniendo atención en las acciones del joven albino.

No dijo nada acerca de sus reflejos, suponía que cualquiera actuaría de aquella forma si de repente una llama se presentase frente a ellos.

–Una anfisbena, ¿ah? Si muere alguien te enseña el error que cometiste, no veo el inconveniente ni la necesidad de atraparla. –Habló con sinceridad e indiferencia en sus palabras. Era fácil para ella demostrar que le daba completa y absolutamente igual la muerte de quien sea.

« ¡Yo también quiero ser participe de su aburrida conversación! »

Mientras el albino se presentaba, la joven llevó ambas manos a sus sienes, tratando de evitar el repentino aturdimiento de Fallen, que quería hablar también.
El ojo izquierdo de la joven pelinegra cambió a un repentino lila, al igual que una sonrisa se dibujaba en sus labios.

–“¡Ya que estamos con las presentaciones...–Habló la joven, pero su voz sonaba extrañamente más aguda de lo normal. –...Fallen, un gusto!”

–Es extraño... Creo que ahora si prefiero la camisa de fuerza. –Habló de nuevo con su voz normal. –Frey, o “profesor”, ella es Fallen.

Mientras soltaba un breve suspiro de hartazgo, se señaló a ella misma con su diestra.
Se oían peculiarmente diferentes pese a que las palabras salían de la misma boca. Los gestos de la joven cambiaban dependiendo quién de las dos hablase.

–Creame, no querrá nuestra ayuda. No al menos la de Fallen, no comprende situaciones así. –Ángela, quien parecía la más madura en ese momento, sacó su libro buscando el encantamiento que pondría a Fallen en su lugar mientras caminaba junto al albino.

No sabía muy bien la razón por la cuál le seguía, pero suponiendo que en ese sitio sólo era una estudiante, se dispuso a obedecer.
avatar
Mikaela Edevane

Fecha de inscripción : 15/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Frey el Dom Mayo 20, 2018 1:19 am

El peliblanco continuó avanzando ignorando aquella última parte, suponía bien, aquella chica estaba completamente loca, aunque, él no podía afirmar que estuviese del todo cuerdo, mucho menos criticar su estado, incluso él sabía que habría temas que los demás preferían no tocar por mucho que se intentase abordarlos. Por el momento simplemente resultaría un simple suspiro mientras su cuerpo, ya a una distancia de los más corta, se dejaba descansar sobre un banco de madera con forma de media luna, el cual, rodeaba estratégicamente una pequeña jardinera, la cual en el interior de sí resguardaba varias coloridas flores con un tono ligeramente morado. - Lila. - Pensó con detenimiento mientras observaba acercarse a la chica de cabellos oscuros. Era curioso, hacía mucho tiempo que no veía a alguien con el problema que aquella poseía, realmente no recordaba como había terminado el trágico suceso de aquella persona que experimentaba los mismos síntomas de la contraria, más por un repentino ácido sabor de boca bien sabía que después no todo no había acabado bien, así, simplemente se limitó a cruzar la pierna zurda colocándola con cuidado sobre la diestra, continuó observando a la chica mientras terminaba de acercarse.

Soltó un respingo con su garganta aclarándola un poco y acto seguido se movió unos centímetros a un lado para dejar que aquella niña rara se sentase en el espacio suficiente que aún quedaba. - Aún estás a tiempo de la camisa de fuerza. - Soltó con sarcasmo y burla pues era obvio que era poco lo que le importaba auxiliar a la contraria, mucho menos darle un objeto así; observó el libro que llevaba consigo con particular detenimiento. La portada era oscura, y en realidad no le extrañaba que debido a su problema portase algo así, pero ese no era el dilema que encontraba en ello. - Eso es magia antigua. - Comentó con delicadeza, por primera vez parecía interesado en algo más que no fuese él mismo. - ¿No te es difícil? - Prosiguió con suma calma, dejando un claro espacio entre pregunta y pregunta para permitirle hablar. Observó al cielo internándose en sus pensamientos, tratando de encontrarse con el recuerdo adecuado, más tantos años de ignorar a la gente le habían ocasionado un repentino desapego por los demás y claro, con aquellos recuerdos de toda su vida, hasta ese punto solo encontraba los que le permitían enseñar. - Ya casi. - Comentó entre dientes y voz baja, hubo un silencio repentino, aquel lugar se había vaciado del todo.

Con los ojos cerrados detuvo el progreso en un segundo para después volver en sí. - Conque Angela y Fallen. - Bajó la mirada al frente y extendió ambos brazos, con la mano derecha dejó escapar un breve chasquido y entre ambas apareció un periódico el cual, sacudió un poco con ambas y comenzó a leer. - Debe ser entretenido platicar con alguien. - Comentó con ignorancia, realmente no le importaba en lo más mínimo si había tocado un tema o fibra sensible, simplemente a menudo solía soltar los comentarios que se le venían a la mente. - Si la dejas dormir del todo tal vez le puedas tomar prestado y divertirte un poco. - ¿De qué lado estaba? ¿de verdad era un profesor? Muchas de sus acciones y palabra a menudo solían confundirse, por ende y quizá por ello, muchos de los estudiantes solían evitarlo con frecuencia como ya había podido observar. Su vista se centró en el periódico.
avatar
Frey

Fecha de inscripción : 31/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Mikaela Edevane el Dom Mayo 20, 2018 11:11 pm

–Realmente no es necesaria la camisa, no suele hacer mucho caos por su cuenta. –Comentó con desánimo mientras se acercaba al peliblanco con intenciones de sentarse a su lado, guardando espacio entre ambos, claro está.

–“Y no es que afecte lo que digas, es una simple realidad que hay que afrontar”. –Hablaba Fallen con aquél tono cínico en su voz. –“Aunque admito que me haya tocado alguien tan aburrido es... Triste”.

Se formó un puchero en su rostro tras terminar de decir aquellas palabras de la joven, aunque rápidamente cambió a uno molesto por parte de Ángela.

–¡Tú elegiste esto, no yo! –Dijo con cierto disgusto en su voz. –¡Anda, vete ya!

Ignorando las palabras del albino, pasó las páginas con rapidez que poseía su libro para después leer una en específico. Parafraseó ciertas palabras en hebreo antiguo y cerró ambos ojos.

Aquellas palabras eran un hechizo para contener y destruir entes oscuros, pero Fallen, al no serlo del todo, simplemente se iba a una especie de “sueño” que duraría un par de horas.

La joven volvió a la "normalidad", si es que podía llamarse u autoproclamarse normal.

–Bien, ¿Me llevarás a mi habitación o debo verte leer toda la noche? No me gustaría desperdiciar mi tiempo en ver las estrellas titilar.
avatar
Mikaela Edevane

Fecha de inscripción : 15/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Frey el Dom Mayo 27, 2018 6:49 pm

- Comenzaba a caerme bien, una lástima. - Exclamó con singular pausa sin apartar el par de orbes ensangrentados de las amarillentas páginas de aquel periódico, aparentemente de ese mismo día. Acto seguido, soltó un suspiro y sin responder a la última pregunta de la joven que yacía a su costado, prosiguió con lo suyo. Ella tenía razón, por algún motivo el albino se limitaba a realizar una actividad que bien podía retomar en cualquier otro momento, más parecía estar allí de mala gana, como esperando a que algo extraordinario ocurriese. Su extrema calma y palpable frialdad comenzaba a llegar al límite y casi al instante producto de ello un temblor repentino comenzó a surtir efecto en la pierna zurda que reposaba sobre la contraria, sus ojos cada cierto tiempo se apartaban un instante de las letras oscuras y observaban al frente.  - Te haré una pregunta. - Comentó tras una breve pausa.  - ¿De dónde vienen las anfisbenas? ¿Cuál es su hábitat? - Culminó con cuidado mientras continuaba con aquella actividad que parecía sin fin, y, dando vuelta con cuidado a la página que terminaba dirigió su vista hasta la chica de cabellos oscuros, su mirada se fijó una vez más en ella manteniéndose inmóvil y calmando su desesperación concluyendo con una total tolerancia reflejada en sus ojos.

Con cuidado cerró el periódico y con un nuevo chasquido de la mano izquierda lo hizo desaparecer en un sonido seco que asemejaba mucho al golpe producto del choque entre dos metales. Más ya no hubo palabras que intercambiar con la misma, simplemente conservó su mueca de disgusto que a menudo solía mostrarle a los demás, muy similar a la que los jugadores de poker realizan a sus oponentes. Aquella extraña reacción directamente podría envolver a cualquiera en una zona inexpugnable seguida de un insólito escalofrío, más a ella no parecía importarle del todo, lo cual ante el profesor le producía una particular curiosidad muy similar a la de encontrarse con lo desconocido, cosa que hacía mucho tiempo el ya no sentía por nada, sus ideales se habían reducido significativamente al pasar tantos años viviendo en aquella tierra.

Sin más que agregar Frey apartó el rostro hasta el frente y observó directo a la nada, con cuidado levantó la mano y apuntando con el dedo índice al cielo como si señalara a la oscuridad próxima, se mantuvo firme así, sin realizar ninguna acción que explicase el porque de su comportamiento, ¿qué era aquel hombre? ¿por qué apuntar al cielo? ¿realmente señalaba algo? Probablemente no, no había nada allí, ni un sonido, solo las nubes concentradas en todo el lejano lugar, brindando aún más una oscuridad prominente que pronto cegaría a cualquiera. Él aún mantenía su mano en aquella posición cuando el sonido de una gota impactarse con algo se extendió entre ambos, más aquella nunca llegó a tocar los cabellos del peliblanco quien yacía impasible sentado sobre aquel banco de madera que adornaba el sitio; al parecer, la gota que amenazaba con tocarle, se detuvo a unos centímetros de su cabeza, formando así por un instante una figura casi invisible sobre el cuerpo del chico. Al parecer, de aquel dedo apuntado al cielo se formaba una delgada línea que culminaba a unos centímetros de su cabeza y que inmediatamente, se extendía hasta formar una figura más sólida una vez que las gotas de agua impactaban contra ella. - Hechizo paraguas. Muy útil. Inténtalo. - Habló con naturalidad mientras la tormenta empezaba a intensificarse con cada segundo, en el suelo de su alrededor se ennegrecían ciertas y pequeñas zonas al con tanto con las lágrimas del cielo, pronto todo estaría cubierto de agua mientras la noche más los bañaba.
avatar
Frey

Fecha de inscripción : 31/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Mikaela Edevane el Dom Mayo 27, 2018 11:48 pm

–No agrada. Suele asustar a las personas.–Respondió con la mirada perdida. Sus ojos se habían tornado de un color grisáceo, que permanecía mirando a la mismísima nada.

A menudo sus esferas cambiaban a distintos colores, y no siempre era a causa de Fallen, al contrario, por culpa del libro y de tantas veces que acudió a él, había adquirido ciertas peculiaridades en su cuerpo.
Aquellos cambios repentinos en su mirar reflejaban las emociones que sentía en ciertos momentos.

–¿Me vez con cara de saberlo? Pfff, no vine aquí a enseñar, vine a aprender. –Murmuró con desánimo. –Y no es cómo si me interesase el habitad de esos animales.

El color gris sin brillo que reflejaba en ese preciso momento, era a causa del horrible aburrimiento e incomodidad que sentía al estar cerca del profesor. Pues cada segundo que pasaba en aquella banca, era un segundo en el cuál pensaba que era una total pérdida de tiempo.

No tenía nada más que hacer que observar su libro, aquél conjunto de hojas de papel que guardaba muchos secretos sobre su origen. Secretos que Ángela debía revelar.

Pasaron los minutos y puso atención a lo que el joven albino señalaba; a la total nada. Era curioso, Frey sabía que caería la lluvia y en ningún momento lo dijo hasta que las gotas caían e impactaban por todo el patio, incluyendo el sitio donde ambos se encontraban pacíficamente sentados.

La joven sintió las gotas de agua caer en su cuerpo. No era una sensación agradable en lo absoluto, ni a ella ni a Fallen le gustaba la lluvia o el agua en general.

–Detestable. –Soltó un breve estornudo después de pronunciar aquellas palabras. Se agachó levemente para cubrir su preciado libro de las mortíferas gotas yacientes del cielo. Lo hojeó buscando algún hechizo, y al encontrarlo repitió las palabras para llevarlo a cabo.

Por unos muy pocos segundos, una línea blanca cómo la luz se posicionó arriba de su cabeza, privando a las gotas de agua tocar su cabellera oscura. Tan pronto como se dio cuenta de que era el hechizo correcto, terminó de parafrasear y la línea blanca se volvió invisible sin dejar de hacer su función.

–¿Quieres llevarme a mi habitación? Se me agota la paciencia. –Habló con disgusto en su voz. ¿Por que Frey no simplemente la guíaba y la dejaba en paz?
avatar
Mikaela Edevane

Fecha de inscripción : 15/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Frey el Lun Mayo 28, 2018 3:44 pm

El profesor de criaturas soltó un suspiro con pesadez, él sabía perfectamente que encontrarse en aquel lugar era aburrido, en realidad tenía un par de cosas en mente que haría al llegar a su habitación, más aquel trabajo de capturar a su escamoso amigo debía concluirse a más tardar ese mismo día, o noche. Estaba realmente exhausto así que simplemente se limitó a observar a la nada mientras de su dedo aún se desprendía aquel paraguas compuesto de nada más que magia. - Ya sé a que se refería cuando dijo que eras aburrida. - Arrogante como de costumbre era la única manera en la que el peliblanco lograba comunicarse con los demás, tenía poco respeto por los demás sin importarle que fuesen profesores, alumnos o el propio directo. Así era él. - Y para tu información. - Pausó un momento mientras se levantaba de aquel asiento poniéndose de pie a un costado de la chica. - Las anfisbenas provienen del desierto, eso significa que están particularmente atraídas por la lluvia. Se ocultan debajo del suelo y una vez que comienza el agua estas salen de su nido. - Prosiguió con calma a sabiendas que aquella chica le interesaba en lo más mínimo aquella clase momentánea que le brindaba. - En realidad, son muy buenas para predecir un clima como este. - Luego de ello no dijo nada más, como si esperase que no hubiera replica por parte de la contraria.

Hubo un momento de silencio mientras observaba al frente, como si esperase a que algo saliera de entre el asfalto mojado que cubría por completo la zona. Luego de ello unas palabras de desagrado seguidas por un estornudo le alertaron. - Es agua, no ácido. Deberías relajarte. - Pronunció con desgano mientras giraba un poco su vista hasta ella, observando el rostro de la misma con particular curiosidad. Y casi como si le leyera la mente, este soltó un par de palabras más posterior al tono de fastidio que ella expresaba en cada oración que reprendía al peliblanco. - Y, deberían de interesarte las criaturas mágicas, con la mayoría de ellas se fabrican pociones para problemas que incluso la magia no puede solucionar. - Sentenció con enfado mientras giraba de nuevo la vista y daba unos pasos hacia al frente.

De entre el suelo, un agujero pequeño, aproximadamente del tamaño de un puño se abrió con lentitud con dirección a la que se aproximaba el vampiro, quien aún con la mano levantada detenía la lluvia para que esta no mojara toda su ropa. De aquel mismo agujero, una pequeña cabeza se asomó con curiosidad, aquella con forma de serpiente siseó lo suficiente para que incluso la chica, quien se encontraba a unos metros le escuchase, casi como si intentara alertar y encontrarse a la defensiva, más eso no parecía importarle al profesor quien continuaba avanzando hasta quedar de frente a aquella criatura, la cual una vez que intuyó que no se encontraba en peligro, extendió un poco más su cuerpo para salir de aquella excavación que ella misma había realizado. El cuerpo de Frey se agachó lo suficiente para quedar lo más cerca posible de la serpiente, quien con cuidado se arrastró hasta él, quien en ese momento ya había extendido su mano para que la misma escalara a través de su cuerpo. Una vez que había salido por completo de la trampa, se podían notar las dos cabezas, cada una en un extremo, que hacían de esa especie algo extraordinario. El albino, aunque la chica no pudiese observar, dibujó una ligera sonrisa en su rostro mientras la cría se enroscaba al rededor de hombros y nuca, las dos cabezas se acercaron a las mejillas del contrario y casi en un intento de caricia sisearon una vez más muy cerca de los oídos de este. El profesor, con el dedo índice que aún le quedaba libre, tocó el agujero del cual habían salido el par de colmillos y este volvió a tomar la forma que poseía en un inicio. El albino giró su cuerpo y caminó nuevamente hasta la chica. - Alguna de esas posiciones podrían ayudarte incluso con tu problema doble. - Exclamó con ironía y sarcasmo, después de todo, el llevaba un problema doble en ese momento bien sujeto a su cuello. Luego de ello Frey no dijo nada más y con un solo movimiento de su mano libre le indicó a la joven que le siguiera, mientras con un paso lento se adentraba a las instalaciones de la academia, aproximándose hasta el edificio más cercano, pero rodeándolo sin ninguna intención de adentrarse en él.
avatar
Frey

Fecha de inscripción : 31/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada a Legacy

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.