Se bienvenid@ Invitado a ~ +ACADEMIA LEGACY+ Foro de rol literario ~. Fue creado el Jue Mar 13, 2014 8:55 pm, es decir que tenemos exactamente 1439 días de vida. Hasta ahora sus 201 usuarios han escrito 19805 temas en los 118 foros que existen. Tú, Invitado, haz escrito 1 posts desde que te registraste el .

El último de nuestros usuarios registrado fue kazama Chikage
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Notificaciones












Online
¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 223 el Lun Ene 01, 2018 8:08 am.












FINAL FANTASY: Zero
Boku no Hero ROL
Academia Legacy Academia Legacy Academia Legacy Academia Legacy


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.0
Academia Seeds of Legacy por Beatrice y Gilgamesh se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://academialegacy.activoforo.com/.

El crédito por el diseño del foro se da a Jack, quien ha trabajado en la estructura visual de éste y en otros aspectos metafuncionales. Los planificadores de la trama del foro son los administradores Beatrice y Gilgamesh. El crédito por el sistema interno del foro se da a los miembros fundadores: Jannei MC.Clov., Jyu Viole Grace, Mavis Blanc y Suigintou, en conjunto con los otros administradores. Asimismo, a Darren Criss por el modelo de fichas, a las obras de varios autores -cuyo uso está exento de ánimos de lucro- y a los administradores que operan desde la página oficial de Facebook, la cual es propiedad del foro. Ante cualquier semejanza con el diseño y trama de este foro, los administradores llevarán a cabo el proceso pertinente estipulado por la normativa de Creative Commons para iniciar acciones relacionadas a propiedad intelectual.

Academia Seeds of Legacy. 2014-2017.

Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Liam Cea el Mar Mar 31, 2015 3:20 am

Eran las seis de la tarde de un domingo cualquiera, y una vez más la gran mayoría de estudiantes y profesores volvían cabizbajos de sus fines de semana en la ciudad.
El androide permanecía sentado calmadamente en el borde de las escaleras, y esperando al atardecer se puso en pie cuando el cielo empezaba a ponerse naranja. Se notaba el otoño, y aunque no podía apreciar la temperatura a su alrededor con la misma sensibilidad que los demás, suponía que hacía frío.

Con las manos en los bolsillos entró por la enorme puerta de entrada a la academia, deambulando durante varios minutos de una punta a otra del pasillo principal y planteándose adónde ir a continuación. Hoy no sería una de esas noches en las que precisaría echarse una cabezada para seguir adelante, su sistema estaba a pleno funcionamiento y con ganas de activarse todavía más.

Caminó durante un rato, calmadamente de pasillo en pasillo hasta alejarse de la entrada principal. La luz anaranjada del cielo entraba por los ventanales, cada vez más oscura a medida que pasaba el tiempo.
De tanto bajar escaleras se fue olvidando de seguir el mapa en su disco duro, y terminó en una zona desconocida para él.

Generalmente jamás se olvidaba de ello, pero hoy decidió disfrutar del silencio tras tres noches de constante música y fiesta en las habitaciones de Legacy. Realmente no le molestaba el ruido, pero siempre era agradable volver a apreciar los pequeños sonidos -como las goteras de los baños próximos o alguna que otra patita de rata-.

Algo le despistó de sus pensamientos al ver una sombra pasar fugazmente de reojo, girándose justo para ver una puerta cerrarse violentamente.
¿Curiosidad? Ese era su segundo nombre.
Reanudó la marcha un tanto más rápido en su dirección, y colocando la mano en su pomo lo giró, solo para encontrarse un stop.
¡La había cerrado con llave!

Sonrió ante ello, estimulándole todavía más. Metió una de sus manos en su bolsillo, y al rebuscar durante varios segundos la sacó, introduciéndola en un segundo bolsillo a la altura de su rodilla derecha. Finalmente, sus dedos dieron con lo que buscaba y sacó una diminuta ganzúa. No era un secreto el por qué estaba eso en sus manos -ya que acostumbraba a guardar todo lo que encontraba para almacenarlo en sus abultados bolsillos o en su desordenadísima habitación-, el secreto era cuánta legalidad escondía el cómo la había conseguido.

Se arrodilló frente a la puerta, y al introducir la herramienta se dio de bruces contra algo que no formaba parte de la cerradura: una llave. No dudó en empujarla de un golpe, y escuchó su tintineo resonar al otro lado: la mitad del trabajo estaba hecho.
Terminó de mover la ganzúa en cada parte del mecanismo, escuchando atentamente e ignorando absolutamente la posibilidad de que algún profesor pudiera pillarle, y tras varios clicks un sonido distinto y más fuerte le indicó que finalmente había dado con la combinación para abrirla.
Se puso en pie, retiró cuidadosamente la herramienta, y tras hundirla de nuevo en un bolsillo -esta vez en uno de los traseros- intentó girar por segunda vez el pomo. Y esta vez la puerta se abrió.

La abrió sin cuidado alguno, y se encontró con unas nuevas escaleras. Éstas eran descendientes, y se hundían en una oscuridad pronto rota por una ténue iluminación al fondo. Bajitos, se escuchaban unos susurros pertenecientes a lo que parecían dos voces distintas.

Entró cuidadosamente, cerrando la puerta tras él tratando de no hacer ruido, y mientras descendía las escaleras aumentó conscientemente su capacidad auditiva.
Una vez se asomó, se encontró con una gran sala vacía en la que dos personas, ambas de espaldas pero una arrodillada y la otra de pie, permanecían estáticas al fondo.
Una de ellas, dedujo que la incorporada, estaba instándole a "terminar con su sufrimiento", y la otra tan solo lloraba. ¿Era imaginación suya o portaba un cuchillo en sus manos?

Parpadeó lentamente una sola vez, atendiendo al espectáculo sin hacer ni un solo ademán para meterse en medio. Quería ver como terminaría todo esto...


Última edición por Liam Cea el Sáb Mayo 23, 2015 12:25 pm, editado 2 veces


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 02, 2015 2:47 am

Aquel que era su primer día en la academia había fluido con total tranquilidad. Se había instalado y le habían dado un recorrido  por las instalaciones, pudiéndose ubicar, con cosas básicas como por ejemplo donde estaba su habitación, la cafeteria, las aulas y todo lo basico. En uno de esos momentos un chico que lloraba y se le veía bastante deprimido se le cruzo en el camino. El demonio se acero a el y le extendió su mano junto a una sonrisa sincera. Paso el resto del dia con el chico para escuchar sus problemas. La actitud tan buena, preocupada del azabache le hacia ver prácticamente como un angel que estaba ahi para cuidar de todos. La realidad era bastante diferente. 

Itzuma con su aura demoniaca no hacia otra cosa mas que hundir al chico mas en su depresion y corromper sus deseos, nublar sus posibilidades de una nueva vida, pues claro, la perdida de una madre siempre seria algo fuerte para cualquiera. Mas cuando se carga con el peso de no haber alcanzado a ir a verla por haberse ido de fiesta en ese momento, no haber contestado los mensajes de su familia por creerse un hombre verdadero y grande. Siempre dejaba ese momento de duelo tan dificil y en ese punto de la depresión era tan fuerte que no necesito insistirle mucho. El moreno le acaricio la mejilla y le dijo un lugar de la escuela donde se podrian ver para aliviar su dolor y sufrimiento.

Ya llegada la noche itzuma le cito en una zona abandonada de la escuela. Nadie iba a esa zona, parecia haber sido olvidada por el tiempo. El chico llego como itzuma esperaba, estaba llorando de nuevo apenas cuando estuvo cerca de itzuma se derrumbo. Itzma le tomo de las mejillas, mientras que el chico se preguntaba por que el mundo era tan malo a su alrededor-Recuerda siempre..El mundo es cruel..tambien es malo, y nadie en el sinceridad jamas va a ofrecerte..Pero recuerda que en mi puedes confiar-Le sonrio con maldad alejandose de el e instintivamente el chico se acercaba a el, pero en sus tambaleos casi se cae y el mayor le atrapo pegandolo a su cuerpo sonriendo-Confia en mi unicamente que solo yo te escucho con preocupacion y cariño..todos los demas te odiaran y se burlaran-Susurro dejandolo caer-Confia en mi..estaras seguro aqui..-Se separo.

Te demostrare de primera mano que no hay nadie que te vendra a ayudar-Dandole la espalda, las sombras alrededor del chico empezaban a moverse y agitarse . Solo de un giro y la verdadera cara del demonio se rebelo, sonriendo relamiendose esperando el espectaculo que tendria. Las sombras se lanzaron envolviendo todo su cuerpo por excepcion de su brazo derecho, el cual una segunda sombra atrapo desde el ante brazo empezando a tirar de este. Primero vinieron los ojos desorbitados del chico que empezo a gritar con todas sus fuerzas rogando piedad y que se detuviera,obviamente no le hizo ni la mas pisca de caso, solo se quedo escuchando cuando el hueso se disloco del brazo y como las lagrimas salian de sus ojos, un grito le hizo  salir de su disfrute- "DIJISTE QUE ERAMOS AMIGOS" - Las sombras se detuvieron de jalar y el azabache se le acerco,-No me interesa ser amigo de alguien tan patetico..tan simple que llora por su propia estupidez..-Le puso la mano en el cuello y empezo a apretar encajando sus uñas en la tierna piel .Ahora con los gritos ahogados seguia el espectáculo. Las sombras siguieron jalando con mas fuerzas, lo siguiente fue los músculos desgarrarse y salir lejos del cuerpo saltando como un patetico Magikarp que usaba salpicar, hasta que se detuvo. Itzuma se acerco a  el y le dio una patada tirandolo al piso. Saco un tubo de fierro que encontro y se puso cerca de el y le golpeo fuertemente-Vaya eso parece que dolio de veras- Murmuro pateandolo y le golpeo en el pecho -Uh..espera, eso parece que dolio mucho mas, asi que tratemos de despejar esto querido, ¿que duele mas querido?-Empezo a golpearlo mientras decia cada opcion-A o B...Derecho..o ¡Revez¡.

El chico susurro algo mientras escupia sangre, el mayor se le acerco y puso su oreja junto a el-Un poco mas alto queridito..creo que puedes tener un pulmon colapsado..eso siempre impide la oratoria-Susurro sonriendo y le jalo del cabello estrellando su frente contra el piso. Despues le obligo a levantarse y con su magia hizo que el brazo se levantase en el aire, flotando y le entrego un cuchillo pequeño. Solo se ensancho la sonrisa del demonio cuando en menos de un pestañeo el brazo cersenado habia abierto el torso del chico quien cayo en un intento de mantener dentro sus  organos internos y que estos no se dispersaran en el piso. En un intento de huir empezo a arrastrarse hasta la puerta llorando y clamando por clemencia o sea lo que fuera que murmuraba aquella masa de carne roja y amoratada. 

Con una sonrisa aun mas grande chasqueo sus dedos y un fuego magico se poso sobre el chico empezando a quemarlo vivo. Solo se escuchaban los gritos del chico tapados por la risa del demonio que se hacia cada vez mas fuerte 

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Liam Cea el Jue Abr 02, 2015 3:34 am

Liam había llegado justo cuando el pobre muchacho había caído al suelo.
Sus ojos canela se abrieron lentamente, sinceramente sorprendido al ver un brazo sangrante salir volando dramáticamente, tras ser arrancado por lo que parecían ser... ¿sombras? ¿En serio?
Fuera de lugar enarcó una ceja, como si estuviera escuchando cínicamente las palabras de un mediocre estudiante de filosofía mientras le explicaba el argumento de su obra de teatro.

Su mirada se deslizó entonces hacia la figura más alta, que también resultó ser un varón, mientras éste convenientemente entraba activamente en escena para golpear brutalmente el torso de su víctima con un tubo. Su voz resonó por toda la vacía sala, un tanto opacada por los gemidos lastimeros y sollozos del otro chico.
En parte, le fastidiaban: quería saber lo que estaba diciendo el risueño chaval.

Entrecerró los ojos, prestando atención a las palabras del moreno, justo en ese momento comprendiendo lo que acababa de decir. Fue tan juguetón, tal malvado, y le recordó tantísimo a un oculista... que no vio venir una risotada aguda demasiado alta escapando de su garganta.
Se apresuró a cubrirse la boca con una de sus manos, dando un paso hacia atrás comiéndose un escalón para escapar un poco de la vista, pero aún y así no consiguió bien ahogar la risa constante tras su palma.

Tras un par de segundos consiguió sofocarlo, más llevado por la curiosidad de estar atento a lo siguiente, que no al miedo a poder ser descubierto. Para su desgracia se había perdido la última frase, pero sí fue testigo de la arremetida de la cabeza del ahora manco contra el suelo.
En cierto modo, y aunque sólo lo pensara por morbo de seguir viendo, hubiera deseado que lo siguiente no sucediera: la hoja del cuchillo rasgó fina y limpiamente su barriga de forma vertical, y su dueño cayó... otra vez.

Ante ese pensamiento Liam volteó los ojos con hastío, pero actúo demasiado temprano: el muchacho aún se movía.
Sus orbes volvieron a descender con rapidez hasta su figura, justo cuando ésta avanzaba sorprendentemente deprisa a rastras sobre sus propias entrañas... justo hacia él.
Abrió los ojos con cierto pavor, ¿es que le había visto? ¡¡Qué asco!!

Casi se sentía como un sex-symbol en una discoteca ahuyentando moscardones; qué pereza tener que "negarle la ayuda" ahora al tipo...

Una vez más, y para falta de gusto para el robot, un nuevo despliegue de paranormalidad se dio y al moribundo le dio combustión espontánea. Wohoo...
Se quedó mirando mientras se sentaba en uno de los escalones, escuchando la risa maquiavélica del moreno por encima de los gritos desesperados del otro muchacho.

Bah, algo habrá hecho.

Alzó la mirada hacia el otro joven cuando los alaridos de dolor y horror de su víctima se fueron apagando a medida que su muerte llegaba, y sin ningún tipo de miedo dijo para sí mismo:

- Menuda falta de clase...

No buscaba que lo escuchara, de hecho ni tan siquiera esperaba que le descubriese... Aunque tampoco tenía planes de marcharse de ahí por el momento.
Dándoselas de Rey del Mambo, contempló pasivamente la figura esbelta del chico -que recién empezaba a plantearse que tal vez, sólo tal vez fuera un demonio- analizándole. No le sonaba haberlo visto antes, ¿sería nuevo?

Tenía pinta.


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 06, 2015 5:47 am

Al haber terminado con aquel chico.  Vio al techo y jalo aire por su boca y después soltó una gran cantidad de humo por su nariz a modo de exhalación -  Dios que buena forma de matar el aburrimiento -  pensó mientras que se acercaba a la masa deforme que una vez fue un apuesto y dulce chico. Puso su mano en la cabeza de aquella masa y con lentitud la carne empezaba a caerse,  dejando al rojo vivo la piel. Después, como si estuvieran hilando, su delicada piel blanca regresaba a su cuerpo. Su brazo se lo volvió a unir a su cuerpo y la magia demoníaca lo dejo como nuevo. Aunque con un pequeño detalle. -  Ahora siempre me podrás sentir junto a ti -  sonrió y movió su mano,  y los mismos movimientos los realizaba el  chico. Mientras que su cara era un verdadero poema de asombro, miedo e ira.

¡Tu eres un maldito enfermo! - Gritó lanzándose a atacar  al azabache. Con su  mirada oculta por  su  cabello  levantó un brazo y chasqueo los dedos y una bola de fuego le envolvió, tirándole al piso debido al dolor. -  Debes aprender a respetar a tu nuevo amo - sonrió viendo como la piel del joven se volvía a restaurar gracias a los poderes del demonio y se le acercó chasqueando los dedos y los ojos de la pobre víctima empezaron a hervir a hasta explotar hirviendo. Los gritos eran desgarradores y el joven seguía con su castigo hasta que empezó  a rogar piedad.  Ahí fue cuándo todo se acabo. El  mayor le dejo curarse y vio al menor huir cobardemente. 

-Fue divertido,  tengo una nueva mascota, ahora debo ver que hago el resto se la noche -  Salio caminando y después paso a lo largo y noto al chico y se detuvo sin darle la cara - ¿te divertiste con eso? - sonrió ladinamente subiendo las escaleras - si quieres seguirte divirtiendo conmigo... Vamos a beber un poco - tras eso salio de aquel sótano y se sentó contra la pared, sacándo una botella con un líquido rojizo empezó a beber la cerveza que tenis con el - ahh dios que delicia... Sabe a Baviera... Aunque... Desearía algo más... Fresco

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Liam Cea el Lun Abr 06, 2015 12:47 pm

El montón de carne quemada quedó apestando el lugar frente a él -o eso dedujo-, emanando humo y todo tipo de líquidos corporales tales como pus y jugos intestinales.
No le daba asco, de hecho su mirada se mantuvo recorriendo la macabra figura durante largos segundos, buscando curiosa los huesos medio derretidos bajo su masa. Aún era capaz de encontrar alguna que otra llama iluminando desde el interior de su piel.

Finalmente perdió el interés, y sus ojos se desviaron hacia el rostro del frívolo y poderoso asesino, quien parecía que hubiera acabado de darle una calada a un cigarrillo debido a la gris humareda procedente de sus fosas nasales. Tal vez aquello sería lo más interesante que vería hoy...

O eso pensaba hasta que lo siguiente, cosa que jamás imaginó, sucedió: ¡el puto demonio era Jesucristo!
Parpadeó con las cejas enarcadas ante tal espectáculo, pareciendo que el alto muchacho hubiera pulsado un botón de backward en un mando de tele, siguiendo con sus orbes canela cada movimiento del inerte cadáver. O eso había creído que era cuando lo vio hecho un pastel de carne en el suelo.

Sus labios se entreabieron en asombro cuando el mismo volvía a tener su aspecto original y empezó a gritar, poniéndose en pie. ¿Acaso era una marioneta... o en serio le había devuelto la vida?
De todos modos volvió a cerrar la boca cuando una nueva bola de fuego se comió al muchacho.

- Just take the pain and let that motherfucker burn... -Canturreó en una risita, atento al ruidoso espectáculo que opacaba su voz.
{¿Quieres saber qué canción es? ¡Púlsame!}:

En un sorprendente despliegue de consideración el demonio dejó de infringirle dolor cuando su víctima lo suplicó, muy probablemente debido a puro egoísmo. De todos modos, ¿qué clase de beneficio podía traerle al poderoso chaval tal niño?

Se echó a un lado en el escalón que le servía de asiento, dejando pasar al indefenso chico cuando éste salió por patas. Algo le decía que, si no fuera por el inmenso pavor que guiaba sus pasos, una mirada de odio se hubiera dirigido hacia Liam. Obviamente ni con ello el androide se hubiese sentido intimidado... Cosa que fue ligeramente distinta cuando el alto demonio se acercó.
No podía decir que tuviera miedo, pero el robot no era imbécil: sabía que no podía hacerle frente en el caso de que éste quisiera dañarle también.

Por suerte aquello no sucedió, solamente el esvelto moreno comenzó a subir las escaleras y se detuvo de pie en su mismo peldaño. Liam tan solo le miró de reojo, curioso esperando que dijera o hiciera algo... de todos modos cuando lo hizo el droide no respondió.
Solamente enarcó las cejas y, cuando el muchacho estuvo a la altura del marco de la puerta, comenzó a reírse. Fue una carcajada limpia, absolutamente burlona mas no mezquina. Simplemente le había hecho gracia su propuesta: ¿beber? ¡Lo creía más listo!

Al notarle salir creyó que se había ido, pero escuchó su peso dejarse caer contra la pared del pasillo, acompañada pocos segundos después por su voz alabando lo que parecía una bebida alcohólica.
Dubitó un poco antes de ponerse en pie: no tenía nada que hacer, de todos modos. Entonces se metió las manos en los bolsillos, tal y como tenía acostumbrado, y subió los breves escalones de dos en dos hasta salir al corredor también, cerrando la puerta de una patada.

Le miró, y se rió una vez más para sí mismo al pensar que, mientras Liam había estado viendo al muchacho de pie todo el rato mientras él mismo permanecía sentado, ahora se encontraban en las posiciones opuestas.

- Por mí termínatelo, malgastarías esto en alguien como yo -Sonrió de lado con cierta sinceridad, luciendo igual de capullo que siempre. Desde luego, su propuesta no salía del interior de su enorme corazón dorado; sino que procedía de su incapacidad por saborear u oler cosas-. Por otro lado sí me quedaré aquí...

Y, sin esperar una confirmación, se dejó caer pesadamente a su lado contra la pared.


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 09, 2015 7:58 am

Eres bienvenido-Se hizo a un lado para que se sentara. Al sentir al chico sentarse a su lado de inmediato se dio cuenta que no era humano, esa vibracion en la tierra no correspondia de alguien con su delgada apariencia. Solo cerro sus ojos pensando un poco viendo al chico a su lado y de sus labios salio la primera pregunta logica que se le ocurrio.-¿Por que no ayudaste a tu compañero?-Cerro los ojos levantando la mirada para ver al chico a su lado riendo un poco-No se que es peor. yo que le hice todo eso a un patetico adolescente hormonal depresivo o tu que viste todo y solo te estabas riendo en las escaleras del pobre sujeto-Se empezo a reir de aquellas palabras con fuerza volteando a ver al contrario, extendiendo su mano.

Un gusto, soy Itzuma Daimaou, demonio, puedo hacerte sentir el infierno en tu piel y aun asi pedir mas-Sonrio ladinamente despues de aquellas palabras, estirando sus piernas  y soltó un gruñido mientras que acomodaba -  cuéntame sobre ti,  ¿que hacias a esas horas en un lugar tan alejado de todo?,  eres alguna especie de guardián o solo corriste con la suerte de obtener espectáculo nocturno?-Volvio a sonreir observando la luna mientras que pensaba seriamente sobre este nuevo observador que habia tenido.

A simple vista no lo encontro como una amenaza, si hubiera querido detenerlo le hubieran atacado por la espalda cuando estaba confiado. Posando bien su vista el chico se le hizo bajito, no debia medir mas de metro sesenta, lo que dejaba una gran diferencia de estaturas entre ambos. Su cabello de un color llamativo le daba una gran tentación para tocarlo como si de un exotico pelaje se tratase.

Sin pensarlo mas, metio sus manos sintiendo su cabello morado, asombrandose por la suavidad que tenia, puesto que esperaba algo mucho mas aspero o dañado por los quimicos del tinte pero nada. Se quedo un rato perdido entre sus pensamientos e ideas siguiendo haciendo esos movimientos circulares sobre la cabeza del otro que estaba a su lado cuando una simple pregunta salio de sus labios.

¿Que eres?, no eres tan grande como para hacer ese retumbo que se sintio cuando te sentaste..eres una cosita muy delgada, es incongruente, ¿que se esconde bajo esa falsa piel?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Liam Cea el Vie Abr 10, 2015 9:34 am

A decir verdad se esperaba que el extraño tardara un poco en dirigirle la palabra, suponiendo que se pondría a beber como un cosaco tal cual -no es que le importara, en realidad-. Sin embargo eso no fue lo que hizo.
Escuchó atento, y sonrió ante su pregunta y posterior retórica, cómodo en lo que secundaba su risa.

- Claro, échame la culpa. Que sepas que ni tan siquiera hice lo suficiente como para que me pudieran considerar tu cómplice, soy demasiado perezoso.

Era jodidamente perturbador que, en tal contexto, los dos hombres estuvieran partiéndose la caja en el pasillo. O lo sería para otro, teniendo en cuenta la manera de ser de éstos.
De la nada el demonio, que acababa de confirmarse como tal con sus palabras, le extendió una mano amigablemente e hizo una valerosa afirmación acerca de su propia valía. Soltando una nueva carcajada el droide encajó su mano con la de él, planteándose por un segundo que estuviera manipulándole pero dándole bastante igual.

- Todo el mundo dice lo mismo -Rodó los ojos dramáticamente ante sus palabras, como si fuera algo que se viera todos los días. Seguidamente soltó su mano alzando una de sus rodillas para abrazarse a ella, apoyada su espalda contra la pared-. ¿Me ves cara de guardián? De entrada ya me dirás a quién coño voy a vencer yo con mis pintas... Aunque bueno, a saber, tal vez sólo trato de engañarte y realmente soy un cazademonios o alguna parida así. Quién sabe...

Entrecerró los ojos esbozando una gran sonrisa, no dando nunca de sí a la hora de dar datos propios a los demás. Apreciaba conocer todo lo que pudiera de éstos, pero a la inversa la cosa cambiaba.
Desde luego, algo sí aprendió del tal Itzuma: le daba igual el mundo. Eso se le hizo familiar, y se dio cuenta cuando el más alto le causó un pequeño bote al hundir sin previo aviso sus dedos en su cabello violeta.

No estaba demasiado acostumbrado a que la gente se aproximara con tanta confianza a él, así que durante los siguientes largos y silenciosos segundos simplemente se dejó hacer, mirando con los ojos abiertos a Itzuma. Realmente no le molestaba, sólo le sorprendió.

Y ya era decir.

No le perturbó ni tan siquiera un poco cuando éste, sin dejar de recorrer su cabeza con las manos, formuló la esperadísima y también predecible pregunta. Ante ello sólo sonrió una vez más, y respondió:
- Un alien de tres cabezas.


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Invitado el Vie Abr 17, 2015 12:53 am

No creo que seas un caza demonios.  Un cazador jamas se pone a hablar con su presa. Me podrías haber eliminado cuando te di la espalda y te hubieras ahorrado problemas.. Y tampoco te creo que seas un alien de 3 cabezas -  de un rápido movimiento termino quedando sobre su cuerpo y junto sus rostros examinandolo. Junto sus labios dandole un lento beso, metiendo su lengua dentro de la boca ajena, aferrando el rostro del chico pegado al del azabache, quien poso una de sus rodillas en la entrepierna del joven  Los aliens no son tan guapos como tu- sonrio acariciando su mentón. Pasando sus manos por las mejillas del chico y las subió a los cabellos morados del joven.

A medida que se adentraban sus dedos en su cabello, pequeñas chispas empezaron a salir de estos hasta que terminaron siendo pequeños rayos surcando sus manos y las puso en su cabeza, dandole choques electricos tan fuertes que pudo ver atravez de la blanca piel la forma en que recorria la electricidad su cuerpo-Ok, usted es una maquina -Sonrio separandose de el levantandose y le miro-Lo siento, creo que semejante shock electrico puede ser perjudicial para tus circuitos-Con cierto toque infantil se levanto quedando frente a el.

Veras, seria una verdadera lastima dejar algun testigo, no te tengo nada en mal, pero ese chico me dio menos diversion de la que tenia esperada asi que..me quiero divertir contigo-Sonrio levantando sus manos, de las sombras salieron varias pequeñas manos parecidas a las de bebes junto a algunas risillas de infantes. El azabache levanto una de sus manos, de donde salio una luz rojiza  que empezo a iluminar el suelo-!Del primer circulo del infierno, donde aquellos que sin pecado cometido no han alcanzado la salvacion..vengan ante mi a jugar y causar dolor a los vivos mientras que la luna brille!-Ante sus palabras el suelo alrededor del androide empezo a temblar la tierra y pequeños bebes salian de esta. Infantes hermosos de rizos dorados y mejillas sonrojadas que tiraban un aura angelical-Aquellos que murieron sin ser bautizados..alimentense de la carne de los vivos-

Ante esas ultimas palabras, su sonrisa se ensancho y los bebes se quedaron sin movimiento. Sus ojos se volvieron blancos y su piel empezo a enegrecer y a gangrenar. Su piel caia y se podria, mientras que sus brazos empezaban a burbujear y de pronto empezaron a deformarse, hasta que terminaron siendo atravesados por enormes navajas que llegaban hasta sus pequeños pies. Todo fue silencio por unos segundos, hasta que despues soltaron un grito los pequeños seres lanzandose hacia donde estaba el chico.

A los pies de Itzuma uno de los bebes se le habia acercado susurrando un suave -¿Mama?-El demonio sonrio dulcemente-Oh pequeño, yo no soy tu mami, pero no te preocupes ya pronto la veras-Era una sonrisa tan dulce y angelical, hasta que se pudo ver como en camara lenta levantaba una de sus piernas aplastando la cabeza del infante, escuchandose el crujir de la carne y los huesos, volviendose polvo que se llevo el aire mientras que empezaba a reir con una gran fuerza-Jajajaja!.-Sonrio subiendose a un arbol, viendo desde lo alto los pequeños seres tratando de atrapar al androide. El unico problema era que cada vez que la luna era cubierta por un arbol, los pequeños seres desaparecian.


Bebes:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Liam Cea el Vie Abr 17, 2015 9:25 am

Mantuvo su segura sonrisa en lo que el demonio descartaba exitosamente sus excusas, mirándole sin mostrar ni una pizca de incomodidad. Era agradable sentirse analizado, no comprendía por qué la gente se molestaba tanto cuando el gallego lo hacía.

De un momento a otro sintió su cuerpo cayendo hacia atrás por la presión infringida, borrando su sonrisa y enarcando las cejas cuando con rapidez comprendió lo que estaba pasando. O bueno, en parte: desde luego el sentirse besado era una probabilidad bastante pequeña, o eso creyó.
El hombre lo estaba besando con lentitud, cuidadoso mientras tomaba las mejillas del androide entre sus manos para no dejarle escapar. Dio un respingo cuando notó una de sus rodillas entre sus piernas, y para su gusto su boca se despegó de la suya demasiado pronto... Nada mal.
Su boca era cálida y húmeda, y sus dedos sorprendentemente suaves; no le había costado demasiado hacer a Liam ceder a sus encantos.


Claro que hubiera querido que durase más, pero el comentario del mayor fue altamente halagador. En lo que los largos dedos del hombre subían por su piel el androide soltó una carcajada:
- Vete por ahí... ¿Eres uno de esos pirados que han sido "abducidos por marcianos"?

Su sonrisa se deformó en una ligera mueca de desagrado cuando su sistema falló brevemente, tratando de apartar al poderoso muchacho justo antes de que éste se incorporase por su propio pie.
Enarcó una ceja sentado en el suelo, mirándole en lo que el demonio confesaba su aburrimiento: bueno, eso podía entenderlo.
Lo que no entendía era por qué estaban saliendo angelitos enanos del puto suelo.

Se puso en pie con rapidez, visiblemente asqueado en lo que sus manitas trataron de alcanzarle. Y abrió bastante los ojos cuando su carne empezó a desprenderse y pasaron de angelitos a jodidos engendros.
Hermoso.

- ¡Te olvidas de algo, guapito! -Dio un paso hacia atrás y le pegó una patada brutal a uno de los bichejos, lanzándolo a varios metros más allá-. Primero: soy un robot. ¡No tengo carne, subnormal!

Sin ninguna clase de problema echó a correr para esquivar a los renacuajos, aplastando y pateando con dureza cada cuerpecito endeble que encontraba a su paso. Le costó poco notar como la falta de luz de luna los hacía desaparecer, y le dedicó al demonio una burlona sonrisa.

- Y segundo: yo fui el que se estaba riendo con tu espectáculo, no tengo ninguna clase de problema en cargarme a estos seres -Evitó sacar su navaja, pues básicamente eso implicaría agacharse a apuñalar a débiles bebés. Bebés demoníacos, pero bebés. Y no por pena ni nada, sino porque eran realmente pequeños y no se la iba a jugar a darles un perfecto castillo hinchable en el que escalar.

Buscó con la mirada hasta encontrar lo que parecía una pala a un lado de una pared, y sin pensar para qué habría sido utilizada la tomó y empezó a estrellarla contra futuros cadáveres inertes sobre el suelo, deshaciéndose con previsión de los pequeños monstruitos que trataban de subirse a su espalda a saltos. Los crujidos y  grotescos sonidos húmedos opacaban un poco sus pensamientos, así que se forzó a detener el proceso que le hacía concentrarse en ellos; era jodidamente asqueroso.


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 19, 2015 6:32 pm

La noche no estaba siendo tan entretenida como esperaba, si bien era cierto esa parte de que el chico era robot por lo que arrancarle la carne no vendria siendo otra cosa mas que quitarle la ropa lo hacia algo mas aburrido de lo que esperaba, aunque esta version de golpear al topo. Itzuma estaba observando todo lo que habia en los alrededores y encontro una especie de bodega. Se penso las cosas unos segundos y se relamio los labios.  Juntando sus manos los niños se detuvieron y soltaron un fuerte y horrendo grito que termino en todas sus pequeñas cabecitas explotando al igual que sus cuerpos, llenando todo  de una plasta obscura. El joven hechicero al abrir las manos la plasta tomo forma de garras, moviendose a la par que el moreno le ordenaba. 

Ambas garras se lanzaron para atrapar al robot, apretandolo como si intentaran sacar sus ojos de las cuencas y se podia escuchar una risita  sadica proveniente de sus labios empezo a girar, y al igual que el las manos, hasta que le lanzaron con fuerza a las puertas de la bodega destrozandolas a su paso. Despues las sombras fueron por el chico caido, alzandolo y pegandolo a la pared. Fue ahi donde una figura hizo su entrada , con la luna detras todo era cubierto por obscuridad.  El demonio de ojos dorados chasqueo los dedos mientras que la masa obscura se pegaba al cuerpo de Liam  juntandose sobre todo en sus muñecas y talones hasta que se fundieron con la pared dejandole atrapado en postura de equis.

Itzuma se empezo a acercar s su presa y cuando lo tuvo cerca le tomo del cabello jalandolo y pegando la cabeza del chico a la pared y despues le dio un apasionado beso, metiendo su lengua en el interior de la boca del androide explorando toda su cavidad, cerrando sus ojos, y pasando sus manos alrededor de la cintura del chico-Te ofresco una salida, vamos a follar como conejos justo aqui y ahora y no te hare pedazos, ¿que te parece mi oferta?

Sin esperar su respuesta movio sus manos liberandolo de la pared para pegarlo a su pecho, haciendose notar la enorme diferencia de casi medio metro entre ambos y el hecho de qe itzuma le sacaba casi el doble de cuerpo. El demonio empezo a pasar sus manos bajo la camisa del chico y al sentir sus huesos metalicos, sonrio pensando en una ligera maldad aplicando su magia , todo el cuerpo del chico tuvo un fuerte retumbo y los organos emepzaron a funcionar y la sangre a correr . El chico se habia vuelto totalmente humano. Pero para Itzuma eso significaba empezar a besarlo y ver en cuanto tiempo empezaria a necesitar oxigeno. Por que ahora el beso era mas demandante, mas fuerte, lleno de mordidas y succiones prolongandolo tanto como pudiera.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Liam Cea el Lun Abr 20, 2015 9:13 pm

Las orbes canela del androide no estaban mirándolo cuando el demonio dio una nueva orden, y le pilló obviamente por sorpresa que todos sus frágiles mas numerosos contrincantes se detuvieran de repente.
Algunos tomaron aire, otros comenzaron en un gemido lastimero y aumentaron el volumen de su voz paulatinamente, pero todos empezaron a chillar sin razón aparente. Liam frunció el ceño ante ello, extrañado y confundido hasta que algo más le hizo despertar: algo se aferró a su pie.

Bajó la mirada hacia éste y se encontró con que, el putrefacto y despreciable bebé partido en dos bajo su pie -rozando su planta el suelo a falta de pocos centímetros de columna vertebral y tensas tiras de piel y carne-, no había sufrido ni un solo impedimento a la hora de hacerse un ovillo y aferrarse con todas sus fuerzas a la zapatilla del androide.
Éste alzó su rodilla y comenzó a zarandear al repugnante ser con el movimiento de su pierna, salpicando sin pretenderlo su pantalón de pútrida sangre y provocando que las vértebras que faltaban por partirse cedieran. No tuvo ni un segundo de descanso tras el demoniaco bebé caer al suelo por falta de agarre, pues su prácticamente inútil cerebro junto al de todos sus hermanos comenzó a hincharse visiblemente tras su cráneo.

Los seres a su alrededor siguieron dando alaridos con todas sus fuerzas y, debido al constante crecimiento del órgano en sus cabezas, se empezaron a escuchar crujidos procedentes de sus huesos partiéndose. Era asqueroso, y Liam emitió un quejido agónico al deducir lo que estaba a punto de acontecer. No se equivocó.
Algunos de los infantes mantenían sus glóbulos oculares, mientras que otros se paseaban por el mundo con las cuencas al aire. Se acabó la discusión en el momento en el que los ojos empezaron a saltar cómicamente de sus hogares para colgar de los nervios ópticos.

Entonces cerró los ojos con fuerza, y de inmediato los alaridos callaron en breves gemidos ahogados  para que en sus piernas se clavaran varios fragmentos de hueso. No le daba asco ver una cabeza reventar, lo que no quería ver era el estado de su ropa tras ello.

- ... Yuck -Musitó el muchacho, pronto volviendo a abrir los ojos con espanto cuando el hueso y trozos de carne encima suyo se alejaron lentamente.

Contempló el pavoroso espectáculo de escultura, y retrocedió un par de pasos al reconocer la forma de un par de garras. Oh, perfecto...
A puntito estuvo de salir por patas cuando en la velocidad de un parpadeo las manos se precipitaron en su dirección, demasiado veloces como para darle tiempo a su sistema para asimilar reacciones ante ello. El disco duro de Liam era demasiado antiguo como para procesar la cantidad de cosas paranormales que estaban ocurriendo a tal ritmo, y justo cuando los gigantescos dedos pringosos se cerraron alrededor de su cuerpo su sistema se apagó a causa de la insoportable cantidad de fallos.


Se reinició justo cuando su espalda chocaba duramente contra la pared de una oscurísima habitación, sus ojos enfocándose hacia una esbelta figura a contraluz a través de la puerta. Ésta recortaba la vista al exterior, así que no le costó deducir que las manos le habrían traído hasta allí hacía no demasiado.
La figura era difícil de identificar -aunque sabía perfectamente de quien se trataba- salvo por unos enormes iris amarillos clavados directamente en el androide. Quizás fuera porque su sistema había cerrado cualquier proceso de miedo o rabia, pero pensó que aquel despiadado hombre era muy atractivo.

El agarre en su cuerpo se dispersó hacia sus extremidades al son del chasquear de unos dedos, y se sintió un tanto más liberado sin separar su propia mirada de la del otro muchacho. Mentiría si dijera que no le complacía ver al demonio acercarse a él, aunque fuera con la misma benevolencia de una araña a su atrapada presa.
Los dedos del moreno recorrieron su cabellera morada justo antes de cerrarse y tirar forzosamente la cabeza del menor de vuelta a la pared, no pudiendo reprimir una suave risita al pensar que -una vez más- un beso de aquel tipo le había pillado por sorpresa.

Se dejó besar con tranquilidad, la lengua del contrario buscando la suya con maestría. En un momento dado una de las manos de éste pasó a sujetar firmemente su cintura y pegó el cuerpo del gallego al de él, antes de darse siquiera cuenta respondiendo Liam al beso con las mismas ganas.
Una vez más, el romper el beso implicó una pequeña sonrisa lasciva por parte del gallego al escuchar sus palabras. No tuvo tiempo de responder antes de que las ataduras en sus muñecas y tobillos se aflojaran hasta dejar libre al robot y terminara pegado al cuerpo del otro hombre.
Rió.

- Me preguntas eso como si fuera un sacrificio el salvar mi vida con eso... "¿Qué prefieres? ¿Morir o sobrevivir a base de servirte en bandeja de plata justo lo que has querido todo el rato?" -Se mofó mientras notaba el tacto de una de las manos del demonio bajo su camiseta.

Su sonrisa se borró casi al instante cuando un martillazo impactó contra la parte interna de su caja torácica, percibiendo por primera vez el verdadero dolor al cada una de sus moléculas reconstruirse parte por parte hasta tornar sus tejidos en orgánicos. Sus ojos se empañaron por recién nacidas lágrimas, y sus dedos se crisparon y clavaron en la carne de Itzuma.
Clavó las mandíbulas y ahogó un grito de dolor, justo antes de poder tomar aire su boca siendo atrapada.
Estuvo a punto de tratar de empujarlo, pero...
¡Qué beso!

Subió las manos por su pecho, de un salto abrazándose a su cuello para responder al beso con todas sus ganas.


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 27, 2015 6:30 am

El demonio al sentir esas manos en su pecho las tomo levantandolas sobre la cabeza del ahora adolescente las tomo juntas y las levantó con una sonrisa traviesa y las aprisiona sobre su cabeza. Dejándolas atrapadas por una mano el azabache con su mano libre tomó la camisa de Liam tirando de ella, desgarradola y dejando su torso desnudó a la vista del demonio.

Con su fuerza le derribó hacia una colchoneta que había en aquel cuarto de los tiliches. El demonio fue caminando a paso lento hacia el chico de pelo morado, relamiendo sus labios por la vista que tenía. Un joven delgado sin nada de músculo aparente, su cabello de extraño color morado así como esos rebeldes pelos de una barba que no se había afeitado en días. El demonio en un rápido movimiento desapareció en una nube de humo morado, apareciendo de repente sobre el cuerpo del androide, atrapandolo entre sus rodillas.

Pasando sus grandes manos por el pecho del chico pudo sentir sus costillas ahora reales, si piel era prácticamente un forro de los órganos y huesos, pues no se sentía nada de músculo, aparte que ahora que le tenía tan cerca podía notar la gran diferencia de estatura que había entre ellos, casi medio metro. Con sus brillantes ojos dorados le miraba y con su sonrisa ladina le dio otro beso, mordiendo sus labios.

Llevando sus manos a su pecho empezó a desabotonar lentamente su camisa, mostrando su pecho y abdomen al contrario, le jalo de las muñecas besandolo una vez más y colocando sus manos en su espalda le dio una suaves caricias y con sus manos comenzó a arañar desde sus hombros a la línea de la cintura.

Escuchar el dolor que causaba era lo que más podía elevar el labio de Itzuma. Quien empezó a besarlo con más deseo, metiendo su lengua en el interior e su garganta y con su mano derecha tomo el pantalón del chico apretandolo y presionando traviesamente - parece que alguien está feliz de mi presencia

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Liam Cea el Lun Abr 27, 2015 8:57 am

El demonio era veloz, y aunque trató de seguir sus movimientos le costaba no perderse en ellos. Se sintió rápidamente dominado por el otro hombre, y tras sentirse besado más veces de las que podía contar, Itzuma tomó firmemente la camiseta del antes androide y la arrancó de un tirón.
Mentiría si dijera que le sorprendían esa clase de salidas, pero también lo haría si dijera que no se sentía estimulado por ellas. Después de todo, y aunque pudiera suponer un ataque a su propia hombría, era agradable y extasiante estar bajo el control de aquel demonio.

Soltó un quejido al ser arrojado violentamente sobre una empolvadísima colchoneta, y en el lapso de un parpadeo percibió al moreno delante del colchón. Después desapareció.
Enarcó las cejas ante el rastro de un humo de tintes morados, y casi le da un infarto cuando el muchacho volvió del mismo modo fugaz, esta vez justo encima de él. Inmediatamente notó su peso, el susodicho acorde con su propia estatura vertiginosa, y seguidamente sus fuertes y cálidas manos sobre su piel.

No tardó apenas nada en responder a su mezquino beso, ni tampoco en recorrerle con la mirada cuando el moreno se incorporó y desabrochó su propia camisa. Pero qué más daba, si Itzuma volvería a apresarle tan buen punto mostrara su fornido torso y alternaría cariñosas caricias con profundos arañazos.

Jadeó ante el agudo dolor, sintiendo la nueva sangre bajar en delgadas líneas y no demasiado flujo hasta la superfície de la colchoneta. Pero ya se había olvidado de ella cuando el otro hombre empezó a besarle de nuevo, con más pasión y profundidad, y movió una de sus fuertes manos hacia la entrepierna del gallego.

Sonrió con cautela antes de mover rápidamente una de sus manos hasta la zona cero del contrario, apretándola y mordiendo el labio inferior de éste. Aprovechó esa pequeña pausa en la que Itzuma habló para cambiar de sentido y morder deseoso su cuello. Acostumbrado a tener que ejercer mucha menos fuerza para hacer un cierto daño con sus mecánicas mandíbulas, ahora eso resultó en suaves mordidas que con dificultad sí dejaban marca.


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 21, 2015 9:02 pm

Aquellas mordidas eran suaves caricias, raras para el moreno. pero eso no les qujitaba lo agradable. Cerro sus ojos apenas unos segundos para despues continuar con sus acciones. Metiendo sus manos debajo de la playera del peli morado comenzo a acariciar su suave piel, arañando su abdomen dejando marcas rojas con cada paso que sus dedos dejaban en esa delicada piel del ahora humano. Le tomo de la mano a Liam metiendola dentro de su pantalon para que el menor sintiera su duro miembro y  con una sonrisa le mordio sus labios-Si quieres hecharte para atrás dejame decirte que si te pones peleador te voy a violar como a mi se me plasca hasta dejarte mundo -  después de esas palabras tomó al contrario levantando su cuerpo sin problemas algunos y lo sento en su regazo.

Teniendo a su disposicion el ahora ligero cuerpo del pelimorado, le empezó a pasar sus manos por sus hombros con mucha lentitud dando besos de su cuello y hasta su lóbulo,  mordiendolo apenas con sus dientes.  Sus dos manos bajaron hasta su plano pecho donde tomó sus pezones retorciendo sus botones rosas y jalando de ellos dejando varias marcas en su cuello. -  veras que siendo un humano el sexo se disfruta mucho más que siendo una fría y dura maquina con piel artificial.  Conmigo cada parte de tu ser sentiría las caricias y el placer que un demonio puede darte.  -  llegando a su cintura clavo sus garras en su piel subiendo hasta su pecho.  Dejando el rojizo camino que sus uñas habían seguido en su piel.

Mordiendo su mentón y riendo entre dientes le bajo el pantalón de  un tiro junto con el bóxer.  Teniéndolo en sus piernas el chico podía sentir la ereccion que pedía atenciones en el pantalón de Itzuma.  El azabache bajo ambas manos tomando la base de su caliente miembro. -  vaya a pesar de que eres tan bajito no eres nada despreciable aquí abajo - con una risita empezó a masturbarlo.  Pasaba sus dedos por las venas que se dilataban.  Bajaba el prepucio acariciando su rosado glande y lo frotaba con su pulgar de forma delicada.  Con su mano izquierda bajaba a sus testículos masajeandolos y Apretandolo con algo de fuerza para hacerle estremecer.

Moviendo sus caderas se frotaba contra su trasero,  presionando lo más que podía - me tienes totalmente empalado,  no sabes cuantas ganas tengo de hacerte gritar de placer.  -  y tras esas palabras se llevo los dedos de su mano derecha a la  boca lamiendo y llenándolos de saliva los bajo de regreso tomando totalmente firme su miembro y masturbandolo con rapidez.  La mano izquierda la subió hasta los labios de Liam frotandolos para poder meterlos en su boca.  Con su magia apareció un espejo frente a ellos -  mira te que deliciosa vista ¿no crees? - tras aquello empezó a lamer su cuello y le fue acomodando hasta dejar sus piernas abiertas y de fácil acceso para los dedos del mayor una vez que Liam los hubiera lamido -  imagina que es mi polla .. Aunque claro el mio es mucho más grande - río divertido. Sintiendo su libido aumentando a cada momento, se frotaba con fuerza contra el deseando oirle gemir y gritar. Le masturbaba cada vez mas rapido y fuerte, tomando su presemen lo uso, mojando uno de sus dedos lo bajo lentamente a su entrada, jugueteando alrededor de su entrada y presionar para empezar a dilatarlo-Que apretado y caliente..parece que me quieres arrancar el dedo.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Liam Cea el Vie Mayo 22, 2015 9:01 pm

Vale, debía admitirlo: el sexo no era ningún secreto para él y de hecho estaba lejos de ser alguien inexperto. Sin embargo, y tal vez aquello fuera debido a ser ahora humano -todavía se le hacía rarísimo, a pesar de sentirlo en sus entrañas-, los tratos de aquel hombre le creaban reacciones totalmente nuevas.
Cielo santo, pero si hasta su voz susurrante y ladina parecía querer atentar contra su cordura...

- Oye, pues me dejas con la duda, ¿eh...? -Rió con cierta dificultad, en un intento de broma tras la atrevida afirmación del demonio. Empezaba a entender la popularidad de los íncubos...

No dudó ni un instante, desde que Itzuma había guiado su mano a la entrepierna opuesta, en apretar y recorrer con los dedos la misma. Ni tan siquiera dejó de hacerlo cuando el moreno lo cargó cual pluma y sentó sobre sus piernas, y mucho menos al sentirse tan considerado por el otro con sus incesantes besos, suavecísimas mordidas e irresistibles caricias. Más bien se aceleró.
Suspiraba sin tratar de remediarlo, cerrando los ojos y como única preocupación -si puede llamarse así- la de recompensar los cuidados ajenos con una masturbación sobre la tela de ritmo ligero y plagada de cambios de presión y búsqueda de las zonas más sensibles en el miembro de Itzuma.
Paradójicamente, su ímpetu se disparó cuando unas uñas significativamente largas se aferraron a su piel, sólo para recorrer irritantes su torso sin llegar a rasguñarla.

- Ya veo que acostarse contigo es equivalente a ir por el Amazonas: nunca sabes lo que te vas a encontrar... -Rió de nuevo, haciendo referencia al cambio súbito de caricias a arañazos y viceversa.

Mordiéndose los labios, se dejaba hacer pasivamente mientras reseguía la figura de su erección con deseo, quizás demasiado ansioso y agresivo como para no hacerle daño. Y curiosamente, a pesar de ser su acompañante un demonio no era adrede. De hecho, dicha falta de intención le parecía hasta contradictoria: jamás hubiera esperado esa clase de encuentro con un hombre como Itzuma.
... Obviamente con ciertas excepciones.

Pegó un bote al sentir como el moreno le despojaba violentamente de la parte inferior de su ropa, arrancándole a su vez de su Mundo de Yupi y destinando toda su atención a la erección -casi que diría "dolorosa erección"- del gallego. Admitía sentirse halagado ante su comentario, principalmente tras haberse dado rápida cuenta del considerable tamaño del miembro viril del demonio bajo la tela, pero eso no había bajado su autoestima y mucho menos su enorme ego:

- Tsss ¿Qué te pensabas? -Rió, pero lo cierto es que en el mismo momento en el que terminó su frase, deseó no haberlo hecho. Su voz sonaba lujuriosa y plagada de ansias, sacrificando ella solita todo lo que quedaba de su dignidad ante el otro... No era necesario ser todo un Einstein para averiguar porqué.

Ya era suficientemente humillante darse cuenta de aquello como para necesitar cagarla todavía más, pero sus caderas parecían no estar de acuerdo cuando se movieron contra la mano del contrario, ni tampoco su ahora funcional sistema respiratorio al jadear. Menos mal que Itzuma interrumpió éste último parcialmente al presionar por su carita bonita un par de dedos contra sus labios... Aunque eso no era muy útil cuando la piel del mayor lo había notado.
Y de hecho, tenía la paranoica teoría de que Itzuma lee mentes, pues para rematar el desgraciado hizo aparecer un espejo. Así, tal cual.

Me cago en la puta...
Tan pronto como vio su rostro en el espejo desvió la mirada, ¡ser humano era una auténtica mierda! ¿Qué cojones tiene de bueno que sean tan expresivos?
Ponme un tomate al lado y habrá encontrado a su clon.

- Rompe el cristal... -Musitó avergonzado, con esa condenada voz que tanto odiaba. ¿Era cosa suya o parecía que acabara de decir "He esperado esto por tanto tiempo, senpai"?
Casi parecía que Itzuma hubiera entendido aquello también, pues ni medio segundo después volvió a hablar, con sus palabras causando que el ex-androide tragara con dificultad y, a su vez, succionara sus dedos.
Ahí, ahí, Liam. Con dignidad.

En parte por la odiosa sensación de sentirse poco varonil, y en otra -mayoritariamente esta otra- debido a su propio deseo, recorrió veloz el abdomen contrario con los dedos hasta alcanzar el cierre de su bragueta, en lo que mordía cuidadosamente los dedos en su propia boca y bajaba la cremallera del pantalón.
Apenas perdió tiempo en deleitarse antes de tomar la goma de su ropa interior y bajarla a la fuerza. Cual muelle, sus ojos canela contemplaron de reojo a su erección saltar, casi como si pidiera a gritos atención... La cual le brindó sin rechistar al agarrar con ambas manos su tronco y comenzar a masturbarlo con fuerza, lamiendo y mordiendo suave los dedos entre sus labios.
Curiosamente, era como si hubiera olvidado de nuevo su timidez, mirando a los ojos a Itzuma con toda la lascivia de la que fue capaz.


           

     






avatar
Liam Cea

Fecha de inscripción : 05/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tomémonos licencias (+18) [Privado con Itzuma Daimaou]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.